1 de cada 5 trabajadores ha pedido subsidio por desempleo desde mediados de marzo en EE.UU.


(CNN Business) – No se ve una luz al final del túnel en los empleos que se han perdido en relación con la pandemia del coronavirus.

La crisis ha devastado el mercado laboral de Estados Unidos: 1 de cada 5 trabajadores ha solicitado por primera vez asistencia económica por desempleo desde mediados de marzo, cuando las medidas de cierres entraron en vigencia en todo el país.

Al menos 3,2 millones más de estadounidenses presentaron peticiones iniciales de desempleo la semana pasada, luego de que se consideraran los ajustes estacionales, según informó este jueves el Departamento de Trabajo.

Sin esos ajustes —que los economistas utilizan para informar sobre las fluctuaciones de contratación estacionales— el número neto era de 2,8 millones.

Eso eleva el total de las solicitudes iniciales presentadas, con el ajuste estacional, a 33,5 millones desde mediados de marzo. Estas peticiones iniciales se consideran una representación de los despidos o licencias, lo que alcanzó aproximadamente el 21% de la fuerza laboral de marzo.

Se trata de cifras abrumadoramente altas, pues las solicitudes semanales para asistencia económica por desempleo rondaban las 200.000 durante los últimos años antes de esta crisis.

Sin embargo, la semana pasada fue la quinta consecutiva en la que disminuyó el número de peticiones iniciales. Las solicitudes alcanzaron un máximo de 6,9 ​​millones en la última semana de marzo.

Los economistas destacan que la tendencia a la baja es una buena señal de que las cosas no están empeorando. Aún así, los millones de nuevas peticiones que se registran cada semana no ayudan a la brutal imagen general del mercado laboral durante esta pandemia.

Los empleos que no volverán tras la pandemia de covid-19 2:50

Ahora, las solicitudes continuadas de asistencia económica por desempleo, que representan a quienes pidieron una segunda semana (o más tiempo) de beneficios, aumentaron a 22,6 millones.

No todas las peticiones resultan en que de hecho las personas reciban la ayuda. Eso se debe en parte a errores en la documentación y a que no todas las personas que buscan el subsidio son elegibles para recibirlo.

Las solicitudes continuadas también sugieren que pocas personas están siendo llamadas de regreso a su trabajo. Esas cifras podrían comenzar a disminuir en las próximas semanas a medida que las restricciones se empiezan a flexibilizarse en algunos estados, indicó el economista en jefe de Capital Economics, Paul Ashworth.

Pero el ritmo de la recuperación dependerá de cuán dispuestos estén los consumidores a aventurarse fuera de sus hogares y a gastar dinero cuando aún no hay una vacuna contra el coronavirus, explicó Mark Hamrick, analista económico de Bankrate.

Como respuesta a la crisis, el gobierno amplió la definición de quiénes pueden recibir la asistencia económica por desempleo, con el objetivo de incluir a contratistas, trabajadores independientes y personal del mercado de conciertos. El Departamento de Trabajo informó que, desde de la semana pasada, los 50 estados han pagado esa ayuda adicional. Sin embargo, la agencia aún no ha publicado las cifras detalladas de cuántas solicitudes han llegado a través de ese programa en cada estado.

Lo que sí especificó el departamento es que un total de 583.699 peticiones iniciales para la Asistencia por Desempleo Pandémico se registraron en 23 estados que informaron los datos de la semana que terminó el 2 de mayo.

En general, las últimas siete semanas de cifras récord en las solicitudes para subsidios –que han empequeñecido los datos históricos del Departamento de Trabajo– muestran una imagen clara: el mercado laboral de Estados Unidos está en peligro y la gente está sufriendo.

“Los datos apuntan a una crisis en cascada sin precedentes, que golpeó primero a los servicios de primera línea como restaurantes y negocios minoristas, pero ahora ha llegado a todos los rincones de nuestra economía: desde la producción hasta incluso la industria de la salud”, analizó Andrew Stettner, miembro senior de The Century Foundation.

Más de 30 millones piden subsidios por desempleo 2:46

En Kentucky, donde están ubicadas muchas plantas de producción, las solicitudes iniciales de asistencia económica por desempleo en las últimas siete semanas equivalen a casi el 33% de la fuerza laboral del estado en marzo. Hawai y Georgia también han tenido una cantidad de peticiones que suman más del 30% de sus respectivas fuerzas laborales.

Este miércoles, el Informe Nacional de Empleo de ADP mostró que en abril se perdieron más de 20 millones de trabajos en Estados Unidos. El informe oficial de la Oficina de Estadísticas Laborales se entregará este viernes, y los economistas encuestados por Refinitiv esperan ver unos 22 millones de empleos perdidos y una tasa de desempleo del 16%, la peor que se ha registrado.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock