10 datos sobre el consumo y la producción de drogas en Latinoamérica


(CNN Español) — Alrededor de 284 millones de personas de entre 15 a 64 años —la mayoría de los cuales eran hombres— consumieron algún tipo de droga en 2020, según el Informe Mundial sobre las Drogas 2022 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

Esto quiere decir que aproximadamente 1 de cada 18 personas en ese grupo de edad consumieron algún tipo de droga en 2020, un aumento del 26% respecto a 2010, que se debe en parte, al crecimiento de la población mundial.

Ghada Waly, directora ejecutiva de la UNODC, escribió en el reporte publicado a finales de junio que los desafíos que presentan las drogas al mundo pospandémico complican aún más el panorama actual. “La producción de cocaína está en un nivel récord y las incautaciones de anfetamina y metanfetamina se han disparado. Los mercados de estas drogas se están expandiendo a regiones nuevas y más vulnerables”, dijo Waly.

Según el informe, que pretende servir como base para tomar respuestas efectivas en el futuro, en 2020:

  • 209 millones de personas consumieron cannabis, lo que representa el 4% de la población mundial.
  • 61 millones de personas usaron opioides, lo que representa el 1,2% de la población mundial.
  • 21,5 millones de personas consumieron cocaína, lo que representa el 0,4% de la población mundial

La UNODC establece que la legislación del cannabis en algunas partes del mundo es un factor que propició la aceleración de su consumo diario así como las consecuencias de salud relacionadas al consumo de cannabis, como aumentos de trastornos psiquiátricos, suicidios y hospitalizaciones.

De hecho, la mayoría de las personas que reciben tratamientos por trastornos relacionados con el consumo de drogas en Latinoamérica tienen menos de 35 años, y en “muchos países” de Centroamérica y Sudamérica el consumo del cannabis es la principal razón del tratamiento, seguido del consumo de cocaína.

Sin embargo, a nivel mundial, el uso de opioides sigue siendo la mayor preocupación debido a las consecuencias potencialmente graves para la salud. En 2019, el consumo de opioides representó el 69% de las muertes por trastornos relacionados con el consumo de drogas.

Tan solo en Canadá, EE.UU. y México, las muertes por sobredosis por el uso de fentanilo, alcanzaron niveles sin precedentes durante la pandemia de covid-19. De acuerdo con datos provisionales publicados por el Centro de Estadísticas Sanitarias de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), las muertes anuales por sobredosis de drogas alcanzaron un nuevo récord en el país, con un estimado de 105.752 fallecimientos en el período de 12 meses que finalizó en octubre de 2021.

Gran parte del fentanilo que entra a EE.UU. viene de México, dice informe 0:58

Estas son 10 tendencias de consumo en Latinoamérica, según el informe de la UNODC:

  • El uso no médico de estimulantes farmacéuticos —medicamentos generalmente utilizados para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad y la narcolepsia— es comparativamente alto en las Américas en comparación con otras regiones del mundo.
  • En los últimos cinco años, solo tres países (Afganistán, seguido de Myanmar y México) representaron más del 95% del cultivo mundial de adormidera o amapola real
  • Tres países (Colombia, seguido del Perú y Bolivia) representaron prácticamente todo el cultivo mundial de arbusto de coca.
  • En 2020, Colombia siguió siendo el país con la mayor parte del cultivo mundial de arbusto de coca, representando aproximadamente el 61% del total mundial.
  • El cultivo ilícito de arbusto de coca en Bolivia, Colombia y Perú se ha asociado con la deforestación, la erosión y el agotamiento del suelo, la contaminación del agua, la pérdida de biodiversidad y otros daños ambientales.
  • México reportó que las anfetaminas se habían convertido recientemente en la droga detectada con mayor frecuencia en los fallecidos.
  • Las admisiones a tratamiento por metanfetamina en México han superado en número a las de alcohol. Las personas que ingresan a tratamiento por trastornos por consumo de metanfetamina aumentaron en un 218% entre 2013 y 2020.
  • El opio producido en Latinoamérica, principalmente en México y en menor medida en Colombia y Guatemala, representa la mayor parte de la heroína suministrada a EE.UU. y los mercados de heroína relativamente limitados de América del Sur.
  • Los opioides actualmente no juegan un papel importante en el consumo de drogas en México. Sin embargo, se ha documentado una prevalencia relativamente alta del consumo de heroína cerca de la frontera norte de México.
  • Una tendencia reciente en América Latina y el Caribe es la aparición de papeles secantes que contienen diversas sustancias psicoactivas con efectos alucinógenos.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook