10 directivos de la ex Finmeccanica, investigados en Italia por corrupción


La justicia italiana ha vuelto a poner en el radar anticorrupción a ‘Leonardo S.p.a’, la empresa italiana acusada en 2012 del intento de desvío de hasta 25 millones de dólares en coimas al entorno del expresidente Ricardo Martinelli.

Hasta 2017, el conglomerado semipúblico se llamaba Finmeccanica, pero la nueva dirección –encabezada por Mauro Moretti– decidió cambiarle el nombre, tras acometer una serie de reformas en su estructura para extirpar el modelo de negocio que había imperado en los últimos años, basado en el pago de coimas a funcionarios públicos para conseguir adjudicaciones.

Pero la cúpula del coloso italiano está de nuevo bajo la lupa judicial. Agentes de la Guardia de Finanzas irrumpieron esta semana en las oficinas de la empresa Leonardo en Roma y en Pomigliano d’Arco (Nápoles) en busca de documentos que arrojen luz a la investigación judicial que ha visto implicados a diez dirigentes en una red de presuntas coimas que se pagaban a través de la plataforma de pagos on line Google Payments y que permitía ocultar la identidad final de los beneficiarios.

El fiscal de Milán, Gaetano Ruta, ha abierto diligencias tras encontrar indicios de blanqueo de capitales, delitos fiscales y corrupción entre privados. Hay otras cuatro personas investigadas y las empresas Google Ireland y Google Payments también estarían implicadas.

Además, según las indagaciones preliminares, los directivos del grupo ex Finmeccanica habrían recibido coimas ocultadas bajo forma de compensaciones extra mensuales o anuales en contratos adjudicados, regalías como carburante, bonos de compra en negocios de electrónica y otros objetos de valor, como plumas o relojes de marca.

Los investigadores han individuado un verdadero sistema de comisiones ilegales que, a través de la empresa de tecnología de Estados Unidos, Montain View, usaba sociedades offshore con sede en Panamá, Gran Bretaña e Irlanda para borrar cualquier rastro de las operaciones ilícitas.

Con este ingenioso esquema se habrían manejado hasta 6 millones de euros que habrían viajado de Italia al extranjero entre 2012 y 2018. “El sistema consentía la transferencia de sumas de dinero proveniente del fraude fiscal, obstaculizando la identificación de la proveniencia delictiva”, señala el fiscal Ruta en el acto de notificación de las investigaciones.

Estas prácticas estuvieron en pie la empresa ex Finmeccanica hasta 2018, justo un año después de que el caso de corrupción internacional en Panamá quedase finalmente impune por haber prescrito, tras más de 3 años de juicio oral.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: