67 ‘kilos’ para dejar sin hueco a Aubameyang




Si ya la llegada de José Mourinho a Roma el pasado verano generó mucha ilusión entre los aficionados, las de Tammy Abraham y, sobre todo Paulo Dybala, ha aumentado de forma exponencial ese estado de ánimo. Tras muchos años si capacidad para competir por títulos, el equipo parece haber equilibrado fuerzas con el resto de gigantes de la Serie A, especialmente el Inter de Milán, el AC Milan y la Juventus, y a día de hoy las esperanzas del club están por las nubes en este apartado.

Pero en enero todo podría cambiar, precisamente por el buen nivel que está mostrando tanto Dybala como Abraham. Tanto el argentino como el inglés son las dos referencias del equipo en el apartado ofensivo y en el mercado invernal se podría producir la salida de uno de estos dos jugadores, el británico.

Según ha destapado el periodista Fabrizio Romano, el Chelsea planea abonar la friolera de 67 millones de libras para recuperar a Abraham, quien dejó el club de forma definitiva hace solo unos meses atrás. El canterano de los blues, tras la llegada de Lukaku y la presencia de Werner, se vio obligado a salir en 2021, haciéndolo como cedido al conjunto italiano. Por ende, tras unas buena campaña en cuanto a registros goleadores, Mourinho estimó oportuno presentar una oferta por él, pero el conjunto inglés, por precaución, incluyó una opción de recompra en el acuerdo.

Y es aquí donde precisamente la AS Roma podría recibir un tortazo en enero. Esos 67 millones podría devolver al delantero de 25 años a Stamford Bridge, esta vez para intentar quitarle el puesto a Pierre-Emerick Aubameyang, quien no está convenciendo en sus primeras apariciones con la elástica azulona.

El Chelsea está teniendo muchos problemas en este arranque de temporada y, sin tiempo que perder, la directiva ha situado a Abraham como uno de sus grandes objetivos en el mercado, a sabiendas de que, aparte de poder recuperar al crack por la mencionada cifra, el jugador se sentiría muy atraído por la posibilidad de volver ‘a casa’.

Recordemos que Abraham es canterano del Chelsea y, más allá de eso, nació en Londres, ciudad que podría presenciar el regreso tras el Mundial de Qatar, una posibilidad que dejaría muy tocados tanto a Mourinho como a Dybala de cara al segundo tramo del curso.



Source link

SiteLock
Facebook