Ángela Torres explica por qué no se identifica con el amor romántico


(CNN Español) — Ángela Torres es la más joven en una familia de varias generaciones de artistas. A sus 22 años, tras una larga carrera en el cine y la televisión en Argentina, ha decidido enfocarse en la música. En su primer álbum, “La niña de fuego”, rinde tributo a su abuela Lolita Torres, cantante y actriz que tuvo una trayectoria destacada en España y Argentina. En una entrevista “En Diálogo con Longobardi” contó cómo logró cumplir su sueño de estudiar comedia musical en Broadway a los 15 años, habló de la fuerte conexión que siente con su abuela y recordó una tierna anécdota con su tío, el cantautor Diego Torres, que la invitó al escenario en uno de sus conciertos cuando tenía tres años.

Auténtica y elocuente, la joven explicó por qué no se identifica con el amor romántico y destacó que hay más libertad afectiva en las nuevas generaciones.

Marcelo Longobardi: ¿Cómo se dio tu salto a la música? 

Ángela Torres: Yo creo que lo primero que apareció en mí como deseo fue cantar antes que actuar. No sé si hubo un día en que me transformé en cantante… más que nada fue animarme, confiar en que tengo algo para decir. En 2019, cuando terminé la novela “Simona” decidí tomarte un tiempo para dedicarle mi energía a la música.

Marcelo Longobardi: ¿Encontraste tu sonido o lo estás buscando? 

Ángela Torres: Creo que mi sonido hoy en día sería no encasillarme en ningún sonido.

Marcelo Longobardi: Tu último trabajo, “La niña de fuego”, apela a tu abuela… 

Ángela Torres: Sí, está inspirado en ella. Cuando terminé “Simona” estaba muy cansada mentalmente y me fui de mochilera al sur de Argentina con un amigo por primera vez. Un día se me dio por escuchar a mi abuela en la montaña, en medio de la nada. Escuchando sus discos me topé con “La niña de fuego”, que es la canción de una película del mismo nombre que es muy épica en su carrera. Sentí que su energía vibraba muy parecido a mí. Yo estaba en búsqueda de mi música y apareció ella con esas melodías. A los tres o cuatro meses terminé yéndome a España a hacer mi disco, que también es una casualidad, porque ella estaba muy vinculada con ese país.

Marcelo Logobardi: ¿Llegaste a conocer a tu abuela? 

Ángela Torres: Sí, hasta los 4 años tuve la suerte de compartir, porque mi papá vivía con ella. Yo iba los fines de semana y tengo lindos recuerdos (…) siempre fue un ángel, viste, una persona muy luminosa. Estuvo activa por más de 50 años.

Marcelo Longobardi: ¿Conectaste un poquito con ese aspecto multifacético de ella? 

Ángela Torres: Sí, desde muchos lugares. Y a veces pasan cosas mágicas. La gente me la recuerda todo el tiempo. Hay mujeres grandes que me paran en la calle y se me ponen a llorar al recordarla. Cuando fui creciendo, fui tomando conciencia de quién fue realmente. Cada vez que salgo a un estreno pienso en mi abuela.

Marcelo Longobardi: Eres nieta de Lolita Torres, que es una leyenda de la televisión, el teatro y la música argentina. Pero en tu árbol genealógico también están tu mamá, la actriz Gloria Carrá, tu papá, el músico Marcelo Torres y, claro, tu tío Diego Torres. ¿Tienes una buena relación con él? 

Ángela Torres: Es buena, aunque un poco lejana porque él vive en Miami hace bastantes años. Lo admiro mucho y fue muy importante en mis primeros pasos. Fue la primera persona que me subió a un escenario en River Plate cuando yo tenía tres años. Ahí había salido “Color esperanza”, era el auge de su carrera. Hay un video en el que estoy a upa de él, casi sacándole el micrófono y cantando la canción. Tengo mucha admiración de ver cómo trabaja, que es una persona muy dedicada.

Ángela Torres recuerda tierna anécdota con su tío Diego 1:28

El sueño de estudiar en Broadway

Marcelo Longobardi: ¿Estudiaste teatro o música? 

Ángela Torres: Desde los 7 años estudié comedia musical y canto y teatro por separado. Hice cursos también y otras cositas. A los 15 años me fui a estudiar a Nueva York. Estuve un mes sola, no sé cómo mi mamá me dejó ir, estaba loca. Estaba feliz, cumpliendo el sueño de mi vida de cursar comedia musical en Broadway. Fue una locura. Fue la primera vez que vi esas obras de teatro, lloraba en todas. Vivía en un hotelito ahí a siete cuadras de donde iba a estudiar con gente más grande. Les daba un poco de impresión que estuviera sola, así que me amadrinaron.

Ángela Torres: Cumplí mi sueño de estudiar en Broadway 1:09

La libertad en el amor

Marcelo Longobardi: Vos has contado públicamente que practicas el poliamor. ¿Es cierto, no tienes una pareja estable? 

Ángela Torres: Yo creo que en mi generación lo que hay, lo que está más presente es el cuestionarse eso. Cuestionarse el amor, el cuestionarse el amar. El animarse a preguntarse las cosas que sabes que ya tienes en la cabeza desde que eres chiquito porque te las van metiendo, como eso de que el amor es que amas a alguien y no estés con otra persona. Yo lo único que hago es cuestionarme eso. Para mí, ¿amar a una persona significa que no puedo compartir con otra? ¿Amar a otra persona significa reprimir mi deseo? No, en mi caso siento que no, que no significa eso. Pero bueno, es algo que práctico y de lo que aprendo día a día. Y sigo viviendo en un mundo donde el amor romántico triunfa por momentos.

Ángela Torres: Mi generación se cuestiona el amor 2:36

Nota del editor: El programa “En diálogo con Longobardi” puede verse todos los domingos a las 9 p.m. de Miami (10 p.m. de Buenos Aires) en la pantalla de CNN en Español. Además, sus shows pueden escucharse en varias plataformas. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: