antibióticos para 3 de cada 4 ingresados



A pesar de que el SARS-CoV-2 es un virus, los efectos de la pandemia de Covid-19 se están haciendo notar en las resistencias antibióticas. Así ha quedado claro en la XI Reunión Virtual de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Juan Pasquau Liaño, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, ha indicado que “durante la pandemia se ha incrementado el uso de la antibioterapia en los hospitales y se ha constatado un repunte del problema de las resistencias bacterianas”.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Aproximadamente, “entre el 72 y el 75 por ciento de pacientes Covid-19 han recibido tratamiento antibiótico”, dado que la relación entre esta enfermedad y las infecciones bacterianas “es relativamente frecuente e importante”. Sin embargo, “se ha constatado que, efectivamente, hubo coinfección en un porcentaje menor de casos”.

Pasquau Liaño también se ha referido a la sepsis, indicando que la tasa de mortalidad en estos pacientes se sitúa aproximadamente en un 10 por ciento, “aunque puede llegar al 40 por ciento si hablamos de shock séptico. Este porcentaje varía en función de, por ejemplo, si el patógeno que causa la infección es resistente o de la fragilidad del paciente”.

Frente a las resistencias bacterianas, nuevos antibióticos como ceftazidima-avibactam o ceftolozano-tazobactam “se usan muy poco y en situaciones restringidas y tienen mayor capacidad frente a bacterias que otros más antiguos como la ceftriaxona”.


Registro Español de Endocarditis Infecciosa en Medicina Interna

En la reunión también se ha hablado del Registro Español de Endocarditis Infecciosa en Medicina Interna (Reeimi), que cuenta en la actualidad con 375 casos y 42.074 datos clínicos. En el registro participan 61 investigadores de 45 hospitales.

Respecto a las características de este paciente, tiene una edad media de 67,5 años, el 36,4 por ciento usa válvulas protésicas –la mayoría de ellos de tipo aórtico, el 28,2 por ciento–, el 6,2 por ciento tiene una cardiopatía congénita y el 7,1 por ciento ha tenido una endocarditis de forma previa.

Las principales complicaciones son la necesidad de UCI (40 por ciento), embolismo séptico (22 por ciento) y shock séptico (17 por ciento). La estancia media hospitalaria ha sido de 30 días.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: