Así es la vida de privilegios de Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, en la cárcel de Guatemala


Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares son parte de un grupo de 250 reclusos que gozarían de toda clase de privilegios en la prisión militar Mariscal Zavala, en Guatemala, donde se encuentran detenidos desde su captura, el 6 de julio de 2020, ante una solicitud de extradición de Estados Unidos.

Así lo reportó la semana pasada el sitio digital de noticias Relato, en una nota con el sugerente título De sexo, licor y privilegios, así es la vida de los Martinelli en la cárcel de Guatemala, en la que informan los beneficios que disfrutan Ricardo Alberto y Luis Enrique, dada la buena relación que presuntamente mantienen con Gustavo Alejos, secretario privado en la presidencia de Álvaro Colom.

Relato describe a Alejos como “el hombre fuerte del penal” y los hermanos Martinelli Linares serían sus “protegidos”.

El sitio digital advierte que, aunque la prisión dista mucho de ser una base militar de lujo, hay un ala tildada como la cárcel VIP, que alberga a la “realeza criminal” del país. Ahí están los dos panameños, gracias a su cercanía con Alejos. Los hijos del expresidente Ricardo Martinelli Berrocal “se aferran con uñas y dientes a su nueva residencia”, donde gozarían de los mismos privilegios que el expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina (acusado de millonarios fraudes al Estado) y el resto de la “realeza criminal de Guatemala”, según la nota publicada.

“Todo tiene un precio y vive mejor quien más pueda pagar… Para dos extranjeros como lo son los hermanos Martinelli, la vaca se ordeña mensualmente”, señala Relato, que agrega que Ricardo Alberto y Luis Enrique supuestamente pagarían $50 mil al mes como “derecho de piso”.

Los hermanos Martinelli Linares están en un área aislada de la prisión militar de Mariscal Zavala. Cortesía

Adicional a este pago mensual, el dinero también circula en pagos a los guardias, para que les hagan llegar sus “encomiendas”: compras en supermercados, hieleras, licores, pedidos en Uber Eats y toda clase de antojos y caprichos. “En el portón de acceso, también se pueden ver mujeres apostadas a la espera de ser ingresadas”, señala Relato.

“A estas visitas se les llama el servicio de nenas, las cuales pagan a los guardias unos $14 por entrar a trabajar. De acuerdo con los guardias, estas trabajadoras del sexo pueden atender hasta unos 5 servicios al día”, agrega la nota.

Los hermanos Martinelli Linares son requeridos en extradición por Estados Unidos, que los acusa por presuntamente conspirar para lavar dinero y ocultar información sobre el blanqueo de capitales. Luis Enrique, además, enfrenta cargos por el supuesto uso de dineros obtenidos a través del lavado de activos.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook