así fue la fiesta de cumpleaños de Ana de Armas


Aunque su cumpleaños fue el pasado 30 de abril, día en el que cumplió 33 primaveras, no ha sido hasta este pasado fin de semana cuando Ana de Armas ha podido soplar las velas. Y además lo ha hecho con una fiesta en la que no ha faltado absolutamente de nada… ni siquiera rumores.


En una casa en las colinas de Hollywood, la intérprete cubano-española invitó a unas cuantas buenas amistades -no demasiadas, todo hay que decirlo- para que diesen buena cuenta de cómo se las gasta al ser la anfitriona: una piscina con inmejorables vistas y en la que, para divertimento de los concurrentes, no faltaba el flotador con forma de unicornio ya clásico de este tipo de celebraciones (que en nada, cuando llegue el verano, volverá a estar en cada story de Instagram).

No solo eso, sino como ella misma mostró en las diferentes publicaciones que fue haciendo en su propia cuenta (donde tiene 4,2 millones de seguidores), aparte del inmenso número 33 que había en la party -no siendo, claro, los únicos globos- y de una cantidad tremenda de flores, también había contratado un DJ para poder darle una alegría al esqueleto.

“Estoy tan agradecida de poder celebrar mi cumpleaños con mis seres queridos. ¡Gracias por los regalos, las cartas, las flores, los pasteles y todo este amor! ¡Brindemos por el increíble año que tenemos por delante!”, escribió en su publicación la actriz de Puñales por la espalda o Blade Runner 2049.

Por cierto, que entre quienes llevaron la tarta y bailaron con ella estuvo Édgar Ramírez, uno de sus grandes amigos en La Meca del cine. El intérprete venezolano y Ana de Armas derrocharon un cariño y una complicidad que, por supuesto, ha derivado en habladurías, dado que, que se sepa, ambos están solteros (a Édgar incluso se le llegó a relacionar con Kourtney Kardashian el pasado diciembre y Ana de Armas ya rompió su relación con Ben Affleck, a quien ahora rechazan hasta en aplicaciones de citas).

Su amistad viene desde hace algunos años, en 2015, cuando ambos trabajaron juntos en el drama pugilístico Manos de Piedra, sobre el el boxeador panameño Roberto Durán. Ya entonces se habló de un vínculo sentimental y ellos no emitieron ningún comunicado para desmentir la posibilidad de un romance, que además se agrandaba en cada aparición pública de ambos, con muestras de afecto constantes. Por ahora, otra vez, prefieren que el silencio hable por ambos.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: