Ausencia de Lula y ataques a Bolsonaro marcan el segundo debate electoral


La ausencia del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva y las críticas al presidente Jair Bolsonaro centraron este sábado el segundo debate electoral entre los candidatos presidenciales de cara a los comicios del 2 de octubre en Brasil.

Bolsonaro y otros cinco aspirantes con mínimas opciones a la Presidencia participaron en un debate televisado insípido marcado por la no comparecencia de Lula, líder de todos los sondeos y cuyo púlpito quedó vacío durante las poco más de dos horas de discusiones.

El exjefe de Estado progresista, que este sábado encabezó dos actos de campaña en la ciudad de Sao Paulo, alegó problemas de agenda y falta de tiempo, lo que le valió duras críticas por parte de sus adversarios, algunos de los cuales lo llamaron “cobarde”.

COMPARAN A BOLSONARO CON PINOCHO

Bolsonaro, segundo favorito, pero con una desventaja de entre 10 y 15 puntos con respecto a Lula, según las encuestas, fue el otro gran damnificado de la noche, a pesar de aparcar su perfil más incendiario y mantener un tono algo más moderado.

Como en el primer debate, la más dura con el líder ultraderechista fue Simone Tebet, del Movimiento Democrático Brasileño (MDB, centroderecha). En su primera intervención, la senadora, que apenas cuenta con un 5% de las intenciones de voto, fue con todo y acusó a Bolsonaro de “despreciar” a las mujeres.

También le llamó “insensible” por “no respetar el dolor de las familias” durante la pandemia, que ha dejado cerca de 700 mil fallecidos en el país, y por minimizar los datos de la pobreza.

“No trabaja, solo da paseos en moto, en moto acuática, diciendo que nadie pasa hambre. Tenemos un presidente que crea noticias falsas y que se disputa el odio”, apuntó para minutos después tacharle de “pinocho” por “mentir descaradamente”.

El laborista Ciro Gomes, tercer favorito con un 7% de los apoyos, también atizó al capitán retirado del Ejército: “Bolsonaro se ha rendido a la corrupción”. Aunque el exministro de Lula tampoco escatimó en críticas hacia su antiguo aliado, al que afeó su ausencia en el debate.

“No vino porque no es capaz de explicar sus promesas o las denuncias de corrupción” que salpicaron sus mandatos (2003-2010), resaltó.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook