BBVA convoca junta de accionistas sin concluir la investigación sobre Villarejo


Francisco González y su sucesor, Carlos Torres.

El BBVA ha convocado su junta de accionistas para el 15 de marzo, fecha en la que aún no estarán disponibles las conclusiones del informe que la propia entidad financiera ha encargado a PwC y dos auditorías -Garrigues y Uría&Menéndez- para determinar los trabajos encargados a la empresa de seguridad Cenyt del excomisario José Manuel Villarejo hace 14 años.

Las informaciones que ha aportado MONCLOA.COM en el último mes indican que hubo un masivo espionaje de empresarios, políticos, miembros del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y periodistas, para evitar el desembarco de la entonces Sacyr-Vallehermoso que dirigía Luis del Rivero en el accionariado de BBVA.

El actual presidente de la entidad bancaria, Carlos Torres, mostró su respaldo a su antecesor en el cargo, Francisco González, a la espera de los resultados de esa investigación interna que se desarrollará durante varios meses y que, por tanto, no llegarán a tiempo de conocerse antes de la próxima junta general de accionistas del banco, que se celebrará, como es habitual, en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

Esta será la primera junta que Torres vivirá como presidente y en ella el máximo órgano del banco deberá, además de aprobar las cuentas de 2018, ratificar el nombramiento Onur Genç como consejero delegado.

También, se propondrá el pago en efectivo de 0,16 euros brutos por acción como dividendo complementario del ejercicio pasado. Y a buen seguro alguno de los accionistas que acudan a la cita preguntará sobre el pasado y, en especial, el futuro de Francisco González como presidente de honor de la entidad.

BBVA presentó a finales de enero unos resultados positivos ganando 5.324 millones pese a los resultados de sus filiales en Turquía y Argentina. Estos resultados suponen un incremento del 51,3% con respecto al ejercicio anterior, principalmente por los beneficios extraordinarios derivados de la venta de su filial en Chile.

La entidad publicó unas declaraciones de Torres en las que analizaba los resultados, presumía del resultado de la digitalización de la entidad y finalmente analizó de forma decepcionante el problema reputacional de la relación de la entidad con el excomisario Villarejo. Por segunda vez ni siquiera mencionaron el problema, hablaron “del asunto del grupo Cenit”, escondiendo que el asunto es la guerra sucia e ilegal de la propia entidad con su expresidente al frente.

En pocos segundos y al final del vídeo, Torres se limitó a decir que tomaban muy en serio una investigación en la que hasta la fecha se desconoce algún resultado concreto. El banco ya reconoció que esta investigación se puso en marcha hace siete meses y, sin embargo, aún no han encontrado nada.

Entre tanto, el ‘grupo hostil a FG’, así bautizado por el propio Francisco González, sigue ultimando sus querellas por el espionaje sufrido a cargo del comisario José Manuel Villarejo y financiado por el BBVA.

Pero miembros de este colectivo se autoimponían dos cautelas: esperar al inminente consejo de accionistas del BBVA para ver si fulminan o no a FG de sus cargos actuales -presidente honorífico y de la fundación- y si de la investigación interna del banco aflora alguna irregularidad por la contratación y actuación del comisario.

Los políticos y empresarios escudriñados y extorsionados desean retrasar su acción legal hasta comprobar que no sale ninguna noticia más del espionaje sufrido. “No hay prisa en presentar la demanda o querella. Los hechos son muy claros y puede presentarse en cualquier momento. Pero conviene hacerlo cuando tengamos todos los datos en la mano: la respuesta del BBVA en el próximo consejo de administración y el total de las noticias del espionaje sufrido. No queremos presentar una querella y que luego haya que rectificarla o modificarla a la luz de nuevos datos”, explica uno de los principales espiados por Villarejo.



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook