‘Cada prueba atendida en el sector privado es una carga menos al sistema público de salud’


La medida del Ministerio de Salud (Minsa) de sancionar a varios laboratorios de hospitales privados por el atraso en la entrega de resultados de pruebas de la Covid-19 generó controversia.

José Manuel Terán, director médico de la Clínica Hospital San Fernando, subrayó que está muy bien que el Minsa realice las auditorías que llevó a cabo este 24 de diciembre, no obstante, manifestó que toda esa información de los resultados de las pruebas tiene que ser digitalizada en dos sistemas informáticos diferentes y, prácticamente, hay que duplicar la información que en sí es copiosa, y más ahora con el aumento de las pruebas que se realizan cada día.

“Pero no solo duplicar información es de por sí absurdo, sino que la cantidad de usuarios que tienen que accesar a los servidores del Minsa para digitalizar datos congestiona el sistema, de tal forma que un proceso que podría realizarse en minutos, puede tardar 10 a 20 veces más del tiempo”, detalló.

Para Terán, cada paciente y cada prueba atendida en el sector privado es una carga menos para el sistema público de salud, para darle oportunidad de atención a quienes no tienen la capacidad económica de atenderse en el sector privado.

“Decisiones como las tomadas ayer conllevan otras implicaciones, ya que por norma oficial toda persona que vaya a ser sometida a un procedimiento, sea ambulatorio o de estancia hospitalaria, tendría que presentar una prueba PCR negativa por Covid-19 con vigencia no mayor de 48 horas. Estos son los alcances que acciones como las de ayer [24 de diciembre] deben tomar en cuenta las autoridades antes de ejecutarlas. Pareciera como si el sentido común estuviese ausente”, remarcó.

El director médico del Hospital Nacional, Guillermo Bailey, coincidió con Terán en que las plataformas tecnológicas para reportar la información sobre los resultados de las pruebas no permiten hacerlo de forma automática.

“Nosotros tenemos que asignar personal para que cargue los datos de las pruebas de forma manual, uno por uno, en la plataforma del Minsa y eso toma su tiempo”, puntualizó Bailey, quien agregó que esta no es la mejor medida adoptada por las autoridades en medio de una pandemia en la que hay un repunte de casos.

Se consultó a Israel Cedeño, director de la región Metropolitana del Minsa, y señaló que no puede suministrar el nombre de los laboratorios. Sin embargo, informó que representantes de los tres laboratorios fueron citados para el lunes y martes, para notificarles la resolución de sanción y darles recomendaciones para subsanar los incumplimientos.

El funcionario dijo que los laboratorios no están cerrados y que la próxima semana se definirá la sanción. “Ellos están colaborando para adecuarse y seguir trabajando en equipo con el Minsa. Son muy importantes para el sistema de salud”, indicó Cedeño y agregó que la sanción puede ir de $500 a $5 mil.

El jueves 24 de diciembre el Minsa reportó que tres laboratorios llegaron a demorar hasta siete días para reportar pruebas positivas, lo que afecta la trazabilidad.

A principios de la pandemia, la Caja de Seguro Social también se atrasó en la entrega de los informes, por lo que hizo ajustes a su plataforma tecnológica.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: