“Cambiará la industria alimentaria y hotelera”


La startup británica Karakuri acaba de presentar su primera versión del robot DK-One: una cantina robótica que, como aseguran en la web, nace “para cambiar la industria alimentaria y hotelera mundial”.

Son realmente ambiciosos, tanto que aseguran que su sistema robótico “revolucionará cómo y qué comemos en restaurantes, cantinas, bufés, hoteles y supermercados a medida que crece la demanda de nutrición personalizada y la industria busca nuevas formas de operar”.

Su jarra tiene una capacidad de 2,2 L y permite cocinar a temperaturas que van de los 34 a los 120º.

Esta cantina robótica, explican, es la primera máquina de preproducción de Karakuri que utiliza la última innovación en robótica, tecnologías de detección y control para ofrecer comidas frías y calientes de alta calidad recién preparadas de alta calidad. Por añadidura, maximiza los beneficios nutricionales, el rendimiento del restaurante y minimiza el desperdicio de alimentos.

Los clientes pueden personalizar y realizar su pedido desde su teléfono o desde una tablet en la tienda. El robot preparará individualmente cada comida, seleccionando entre 18 ingredientes fríos o calientes. Es capaz de preparar varios pedidos al mismo tiempo, lo que garantiza que satisface la demanda de los restaurantes más concurridos.

De momento, está siendo probada y evaluada por clientes en las instalaciones de Karakuri en Hammersmith –Londres–.

Samsung Bot Handy podrá reconocer y recoger objetos de diferentes tamaños.

La siguiente etapa, anuncian, será llegar a crear “una categoría completamente nueva de alimentos preparados saludables hechos a pedido”. Para acelerar el crecimiento de la compañía, “Karakuri cerró una inversión de £ 6.3 millones, que incluye fondos de Hoxton Ventures, Taylor Brothers, Ocado Group y Future Fund, que fue desarrollado por el Gobierno del Reino Unido y está siendo entregado por el British Business Bank. Esta inversión se utilizará para acelerar aún más el desarrollo de las tecnologías de Karakuri y crear nuevos productos

Las características de la cantina robótica

  • Flexibilidad y elección del consumidor: el DK-One produce comidas frías y calientes personalizadas con una precisión total del tamaño de las porciones, lo que brinda una trazabilidad completa de los ingredientes, nutrientes, calorías y cantidad de cada comida.
  • Reducción del desperdicio de alimentos: reduce el desperdicio de alimentos al proporcionar porciones precisas y datos en tiempo real sobre el uso de ingredientes.
  • Rendimiento mejorado del restaurante: optimización de los escasos recursos humanos que mejora los márgenes reducidos para los restauradores y proporciona un mejor entorno de trabajo para los empleados.
  • Seguro Higiénico Automatizado: el DK-One minimiza el contacto de persona a persona durante la preparación de la comida y se adhiere estrictamente a los estándares de seguridad y alimentos para la higiene y la separación de alérgenos. Está equipado con monitoreo en tiempo real de las temperaturas de los ingredientes, las fechas de almacenamiento y los tiempos de llenado.
  • Fácil de operar: la cantina robótica no solo se ha desarrollado para proporcionar una calidad y una entrega de comidas infinitamente repetibles, sino que también se centra en garantizar que la limpieza de la máquina se pueda mantener todo el día utilizando el material habitualmente usado en las cocinas comerciales existentes.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook