Cementerios se quedan sin espacio en Panamá Oeste


Los cementerios de los distritos de La Chorrera y Arraiján en la provincia de Panamá Oeste se están quedando sin espacio ante el cada vez mayor número de personas fallecidas a consecuencia del coronavirus SAR-CoV2 (COVID-19)

La cifra de muertos dejados por la pandemia en esta provincia ya supera las 500, según datos del Ministerio de Salud (Minsa).

En el distrito de Chame, solo existen disponibles 100 sepulturas, distribuidas en los cementerios Chame cabecera y el corregimiento de Bejuco.

Irasema Vergara, jefa de Catastro en el municipio de Chame, explicó que para habilitar estos espacios se descartó un proyecto de construcción de bóvedas, el cual tomaría varios meses.

Semanalmente entre 10 a 15 personas acuden al municipio a solicitar un espacio para sepultar un familiar fallecidos a causa de la COVID-19, dijo Vergara.

Para intentar no agotar los espacios disponibles, se solicita a las familias realizar la exhumación de algún familiar ya sepultado en estos camposantos o solicitar el espacio a alguna amistad.

En los cementerios del distrito de Chame, las bóvedas tienen un costo anual de 20 dólares y 200 las fosas.

La situación es un poco más crítica en los cementerios de Arraiján cabecera y Burunga en donde ya no hay espacio para más sepulturas, indicó el alcalde de Arraiján, Rolly Rodríguez.

Según el alcalde Rodríguez, la última opción es habilitar un espacio existente en el camposanto de Vista Alegre, en donde existe una ciénaga.

Para ello, se necesitará del apoyo de otras instituciones, puesto que los recursos del municipio actualmente son escasos para enfrentar este tipo de obras.

Indicó además que, existen un número aún determinado de tumbas que se encuentran en abandono y que datan de varios años, las cuales en última instancia podrían ser utilizadas.

No obstante, ello implicaría realizar un trámite para la notificación del proceso de exhumación de modo que de existir algún familiar este acuda al municipio a ordenar la documentación.

Mientras que, en el cementerio municipal de La Chorrera, la alcaldía procedió a la construcción de 50 nuevas bóvedas ofrecer una mejor atención de servicios funerarios a las familias que requieren de un espacio para darle cristiana sepultura a sus parientes.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook