Comisión recomienda adjudicar a Colón 2000 operación de Amador


La comisión evaluadora nombrada por la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) recomendó adjudicar la licitación por mejor valor para la operación y mantenimiento de la terminal de cruceros de Amador a la empresa Puertos de Cruceros de Colón 2000, S.A., único proponente que acudió al acto público el 7 de diciembre.

Puertos de Cruceros de Colón 2000 ofertó $16.9 millones como pago al Estado por la operación y mantenimiento durante 20 años de las instalaciones del puerto de cruceros de Amador, ubicado en isla Perico, un 10% por debajo del precio de referencia de la AMP, que fue $18.8 millones. Con esta propuesta se pagará al Estado aproximadamente $845 mil por año. Según el pliego de condiciones, el operador tendrá derecho a explotar las áreas comerciales de la terminal y los ingresos “serán de beneficio exclusivo del proponente”.

Puertos de Cruceros de Colón 2000 tiene 19 años de experiencia y en su propuesta plantea el desarrollo de rutas de cruceros entre el Atlántico y el Pacífico, transitando por el Canal de Panamá. Entre estas rutas se incluye una de Colón a Cartagena; luego a Aruba, para retornar y transitar el Canal y luego dirigirse a Punta Arenas, Costa Rica, y finalmente regresar a Amador. También se plantean otras opciones de rutas a Suramérica.

El proponente obtuvo la máxima calificación, con mil puntos sobre mil puntos que exigía el pliego, de los cuales 600 corresponden a los criterios de la propuesta técnica y los 400 restantes, a la propuesta económica.

El informe de la comisión, enviado el pasado 21 de diciembre a la AMP, recomienda que el acto público sea adjudicado a Puertos de Cruceros de Colón 2000, S.A., “debido a que cumple con todos los requisitos establecidos en el pliego de cargos”. Sustenta su recomendación en el artículo 53 de la Ley 22 de 2006, de contrataciones públicas; sin embargo, la licitación para la operación de este puerto de cruceros, según la convocatoria, es por mejor valor, modalidad contemplada en el artículo 54 de la Ley 22. En el numeral 15 de este artículo se señala que “en los casos en que se presente un solo proponente y este cumple con los requisitos y las exigencias obligatorias del pliego de cargos, la recomendación de la adjudicación podrá recaer en él, siempre que el total de puntos obtenidos en su ponderación no sea inferior al 80% del total de puntos y el precio ofertado sea conveniente para el Estado”.

Aunque el proponente califica con lo señalado en este numeral de la ley, algunos representantes del sector dijeron que el precio ofertado es muy bajo si se tiene en consideración que el proponente recibirá una infraestructura en la cual el Estado ha hecho una inversión que, con la última adenda propuesta, costará $206.7 millones. No obstante, otras fuentes señalan que lo importante es el efecto multiplicador que debe tener la operación de este puerto en la economía local, debido al efecto dominó en la generación de actividades y empleos vinculados al servicio de cruceros.

La comisión evaluadora la integran los abogados Milagros Villalobos e Ildefonso Suira; los ingenieros Jonathan Guerini y Ana Lucía Navarro, y el financista Lauren Flores.

Colón 2000 fue el único proponente pese a que otras empresas se habían mostrado interesadas en participar, según dijeron representantes de algunas compañías vinculadas a la operación de puertos.

La repentina modificación del pliego de condiciones de la licitación y el corto tiempo que se dio para preparar las propuestas y presentarlas, están entre las razones que señalaron los interesados para no haber participado.

Un pliego nuevo con modificaciones se subió a Panamá Compra el 11 de noviembre, solicitando la presentación de propuestas para el 2 de diciembre, pero luego, con otra adenda, la AMP lo extendió 5 días más, hasta el 7 de diciembre. Es decir, un plazo de 26 días calendario o 17 días hábiles para que los interesados redactaran su propuesta y la presentaran.

Terminal actual de Colón 2000, en la costa colonense. Archivo

Cambios al pliego

Debido a la pandemia del coronavirus, que ha impuesto restricciones a la navegación y operación de cruceros, con las modificaciones se autoriza al operador de la terminal de Amador a diversificar en otros segmentos del mercado marítimo, además de establecer que las instalaciones del puerto serán entregadas por fases.

En estos momentos el puerto tiene un 75% de avance y se prevé que su construcción finalizará en septiembre de 2022.

La primera fase corresponde a las facilidades marítimas con la entrega del muelle, que incluye las ayudas de amarre y ayudas a la navegación, además del área del espigón o muro de protección , junto con las áreas de descarga para la operación segura de las naves en el puerto.

La fase 2 de entrega incluye el resto de la terminal de cruceros según el requerimiento del operador, de acuerdo al servicio y tipo de naves que llegarán al puerto.

Igualmente, la AMP estableció como medida de mitigación por los impactos generados por la pandemia de la Covid-19, iniciar el cobro de los servicios prestados por la operación de la terminal de cruceros de Amador, 36 meses después de entregar la orden de proceder. No especifica si transcurridos los 36 meses el operador pagará el acumulado o no pagará por ese periodo.

También se cambió el número de pasajeros que manejará la terminal, además de las ponderaciones en experiencia, comercialización, metodología, propuesta comercial y propuesta económica, entre otras.

Oferta de Colón 2000

En el plan de desarrollo comercial propuesto por Puertos de Cruceros de Colón 2000 se incluye la proyección de volumen de operación, tanto en cantidad de barcos como de pasajeros, considerando los efectos adversos de la pandemia del coronavirus, que ha tenido serias consecuencias en la industria de cruceros.

Se proyectan operaciones de 47 cruceros para el primer año de servicios, con 8 barcos en la terminal y 39 tránsitos por el Canal de Panamá, hasta alcanzar 142 operaciones en el último año de la concesión. Para ese año, se esperan 52 barcos en el puerto base y 89 tránsitos. Se prevé una tasa de crecimiento de 10% interanual con base a los estudios e información del mercado.

De igual manera, se calcula que en el primer año de operaciones se movilizarán 90 mil cruceristas, de los cuales 11 mil se proyectan para el puerto base de Amador y 77 mil que viajarán en los cruceros que transitarán el Canal. En el año 20 de concesión se espera alcanzar 270 mil pasajeros, de los cuales 93 mil serían en el puerto base y 177 mil en tránsito.

En cuanto a los efectos de la actividad, Colon 2000 estima que habrá una importante contribución a la economía a partir de la generación de divisas, porque cada crucerista en el puerto base tendría un gasto promedio de $1,500, y los pasajeros en tránsito, $125, mientras que cada tripulante un aproximado de $60. A esto se añadirían otros ingresos indirectos relacionados a las mismas operaciones de los barcos, como el cargo por transitar el Canal, servicios auxiliares, tasa de luces y boyas, entre otros.

Con base a estas estimaciones sobre los volúmenes de operaciones y las supuestas proyecciones, el efecto macroeconómico de la puesta en operación de la terminal de cruceros de Amador en 20 años sobrepasaría los $2,350 millones, según las estimaciones de Puertos de Cruceros Colón 2000. Este monto se divide en $1,735 millones en ingresos directos derivados del gasto de cruceristas; $17 millones de gasto de los tripulantes en el puerto, y $598 millones por ingresos derivados de las mismas operaciones de los 1,079 barcos que se espera recibir en las instalaciones en los 20 años de concesión.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook