Cómo aprovechar los marketplaces para duplicar los ingresos de mi negocio


La tecnología nos acerca tanto que hoy en día podemos comprar productos de cualquier parte del mundo gracias al comercio electrónico. Eso sí, como siempre recordamos, hay que hacer un consumo responsable.

Un sistema que se ha probado muy útil en este terreno son los marketplaces, pero ¿en qué consiste este tipo de plataforma?

Los marketplaces son, para que se entienda rápidamente, como una especie de centro comercial virtual: un mismo espacio digital en el que marcas muy diferentes pueden vender sus productos, independientemente de si pertenecen a diferentes mercados -gastronomía, moda, electrónica…-.

Todo el mundo conoce a gigantes como Amazon o Alibaba, pero existen otras plataformas más pequeñas como zerca! que pueden ser más adecuadas para algunas marcas. En un artículo anterior ya te contamos cómo elegir un marketplace según tu tipo de comercio.

Además de por su magnitud, los marketplaces también pueden diferenciarse por el tipo de negocio al que se enfocan. Pueden ser entre negocios o empresas (B2B), de negocio o empresa a consumidor (B2C) y entre consumidores (C2C).

Vista la descripción general, lo más probable es que si estás leyendo estas líneas te interese el enfoque B2C.

ZERCA

Es posible que estés arrancando en el mundo digital y no tengas presupuesto inicial para adentrarte en la intensa aventura que es montarte una tienda online. En este sentido, uno de los beneficios principales de los marketplaces es que ‘hacen todo por ti’. Te proveen de la plataforma, de los canales de promoción y de los usuarios habituales, siendo tu única labor la de proporcionar los productos que ya tiene tu comercio.

Según el último informe de El Observatorio Cetelem e-Commerce 2020, los marketplaces han crecido en la mayoría de los sectores analizados. ¿Cómo te beneficia una plataforma de este tipo? Principalmente a través de tres vías: necesitas una menor inversión inicial para vender online ya que no tienes que pagarle a alguien para crear una página de ecommerce, te proporciona una gestión de pagos segura sin coste adicional y ahorras en posicionamiento y publicidad.

Pero, además, estar en un marketplace facilita las ventas cruzadas, es decir, puede que alguien entre en la plataforma en busca de otro artículo de tu mismo sector y acabe comprando tu producto como añadido. Un ejemplo: alguien que quiere comprar un teléfono móvil y tú vendes complementos y accesorios para smartphones.

Al final, todos estos factores duplicarán el alcance de tus productos y te posibilitarán vender de una manera más eficaz y rápida que si lo hicieras de manera individual.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: