Cómo convertir el ir al trabajo o a clase en tu mejor medicina (spoiler: ve en bici)


Con la llegada del buen tiempo, es posible que muchos nos animemos a movernos más en bicicleta. Poco a poco, esta actividad se ha ido extendiendo y se practica cada vez más en ambientes urbanos. Y esto es una buena noticia porque, a la larga, montar en bici tiene numerosos beneficios para la salud física y mental, además de ser ecológico y económico.

Según el Barómetro de la Bicicleta de 2019, más de la mitad de los españoles utiliza la bicicleta con alguna frecuencia. En su último estudio, destacaban el aumento del uso de este transporte para desplazamientos cotidianos: alrededor de 1,5 millones de personas la utilizan a diario para ir a trabajar o estudiar. Y esto es un gran avance, tanto por cómo afecta a nuestro entorno como por los beneficios que tiene en nuestra salud.


Lee también

Juan Pedro Chuet-Missé

Sin ir más lejos, ahora mismo la bici es un medio de transporte que nos permite mantener cierto distanciamiento social, y así nos protegemos un poco más de un posible contagio de la covid. Pero al ejercitarnos al aire libre también conseguimos otras cosas. Pedaleando oxigenamos nuestro cerebro con más facilidad, por lo que nuestros pensamientos son más fluidos, y segregamos hormonas que reducen nuestro estrés y nos mejoran el estado de ánimo.

Algunos estudios apuntan que los que practican este deporte tienen menos propensión a la ansiedad o la depresión. Y, en general, la actividad física sobre las dos ruedas mejora nuestra productividad durante el día, ya que llegamos a clase o al trabajo más animados y concentrados.

FOTO: ROSER VILALLONGA - BARCELONA/ 26.01.2015 - GRAN PART DE LA MOBILITAT DE LA CIUTAT DE BARCELONA ES FA UTILITZANT LA BICICLETA, UN MITJA DE TRANSPORT QUE CREIX CADA ANY EN NOMBRE D'USUARIS A LA CIUTAT DE BARCELONA. A LA IMATGE EL CARRIL BICI DEL PASSEIG DE SANT JOAN ENTRE GRAN VIA DE LES CORTS CATALANES I ARC DEL TRIOMF.

La actividad física previa mejora la productividad al llegar al trabajo o a clase 

Propias

Tampoco podemos dejar de lado los beneficios que tiene en nuestra forma física. Diversos músculos y articulaciones se fortalecen si practicamos este deporte con frecuencia y con una postura adecuada. Esto es importante porque, como en cualquier otra práctica deportiva, practicarlo mal puede hacernos daño. Por eso, desde la RACC recuerdan algunas de las recomendaciones básicas para montar en bicicleta correctamente.

La postura correcta

Para evitar dolores y lesiones al montar en bici, hay que empezar por la postura cuando nos sentamos.  En las bicicletas urbanas, donde el manillar está más alto que el sillín, debemos mantener la espalda más erguida, mientras que en bicis deportivas podemos inclinarnos más. 

El sillín debe colocarse en horizontal, y hemos de procurar también mantener las manos en línea recta con el brazo, sin girar las muñecas. 

Handsome man, on the way to work, riding bicycle beside the red wall. The man is casually dressed and wears eyeglasses and carries black briefcase hung on shoulder. Motion concept, motion blur, copy space has been left.

Colocar el manillar más alto que el sillín permite pedalear más erguidos.

Getty Images

En cuanto a cómo nos colocamos en los pedales, el pie no debería ir centrado; es mejor si apoyamos la zona de la punta.

Estos consejos evitan que nos hagamos daño y, si los seguimos, lo que notaremos pronto serán los efectos positivos del ejercicio.

Los beneficios de pedalear

Diversos informes, como el Cycling & Health, elaborado por la Escuela Superior de Deportes de Alemania, muestran que pedalear previene el dolor de espalda y protege las articulaciones.

Las piernas se tonifican rápidamente, porque los cuádriceps y los isquiotibiales son los músculos que más trabajan aquí. La zona lumbar también se fortalece a base de tensarla para estabilizar el tronco al inclinarnos. Con esto, reducimos los dolores de espalda que provoca el sedentarismo y prevenimos la aparición de hernias discales. Además, es una actividad con poco impacto en las rodillas, porque nuestro peso recae en el sillín, y el pedaleo es un movimiento cíclico suave.

GRAFCAT7028. BARCELONA, 13/01/2021.- Una bicicleta y un patinete en el centro de Barcelona este miércoles, cuando el Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que se plantea modificar la Ordenanza de Circulación de Peatones y Vehículos para obligar a que los patinetes y otros Vehículos de Movilidad Personal (VMP) estén asegurados y sus conductores lleven casco, como permite la reciente regulación estatal, en 2022. EFE/Andreu Dalmau

Pedalear no tiene por qué impactar en las rodillas, porque el peso está en el sillín 

Andreu Dalmau / EFE

Montar en bicicleta también puede influir en nuestro sistema cardiovascular. Según un estudio de la Universidad de Glasgow, el riesgo de padecer un infarto se reduce casi a la mitad en personas que se desplazan habitualmente en bicicleta cuando se las compara con gente sedentaria. Esto ocurre porque, cuando hacemos ejercicio, necesitamos que nuestro corazón bombee sangre con más fuerza para llevar oxígeno a todo el cuerpo. Poco a poco, nuestro corazón se fortalece, los vasos sanguíneos se vuelven más flexibles, nuestra frecuencia cardíaca mejora y reducimos los niveles de colesterol LDL.

Incluso nuestro sistema inmunológico se beneficia del ciclismo en niveles muy diversos. Para empezar, practicando este deporte producimos fagocitos, unas células que atacan a las bacterias infecciosas. 


Lee también

Bàrbara Julbe

agujetas

La observación de estos beneficios inmunológicos ha llevado a que empiecen a estudiarse los efectos de esta actividad en problemas de salud más concretos.

Por ejemplo, en el mismo informe de la Universidad de Glasgow, señalaban que las probabilidades de contraer cáncer también disminuían considerablemente en aquellos que iban al trabajo en bicicleta. De hecho, ejercicio como este se recomiendan muchas veces a pacientes en tratamiento, con supervisión médica para ajustar la intensidad y la frecuencia a las necesidades de cada persona.

30 / 11/ 18 MADRID VIVIR -Una Bicicleta Electrica en la Calle Gran Via. La capital despierta este viernes con la entrada en vigor de las restricciones al tráfico privado de Madrid Central, la zona de bajas emisiones que cambiará para siempre la forma de moverse en la ciudad, puesto que ya sólo pueden ir al centro en coche sus vecinos e invitados, los vehículos no contaminantes y quien estacione en un aparcamiento.

Moverse en bici entre el tráfico puede resultar intimidante si no se tiene experiencia 

Propias

Otras investigaciones más recientes sugieren que montar en bicicleta, o la actividad física regular, podría ser la clave para ralentizar los efectos del envejecimiento en nuestro sistema inmunitario. Científicos de la Universidad de Birmingham concluyeron que los ciclistas conservan mejor la masa muscular y la fuerza con el paso de los años. Según explican, esto ocurre porque los ciclistas mayores generan tantas células T como los jóvenes. Esto es sorprendente porque, normalmente, a partir de los 20 años se reduce la producción de estas células inmunes.

Vencer el miedo a pedalear entre el tráfico

Tres consejos clave

Como vemos, coger la bicicleta con frecuencia puede mejorar de muchas formas nuestra calidad de vida. Aunque no es raro que nos cueste hacerlo, sobre todo si vivimos en zonas más urbanas. Tener que desplazarnos por el centro de la ciudad, por donde se mueve tanto tráfico, puede ser intimidante; pero si queremos estar en forma, no debemos dejar de proponérnoslo.

Los consejos de los expertos para dejar atrás este miedo suelen resumirse en tres. Por un lado, utilizar el equipamiento adecuado, que hace que nos sintamos más protegidos y, de paso, nos protege de verdad en caso de una caída. En segundo lugar, conocer el reglamento, porque respetarlo hace que la convivencia con otros vehículos sea más segura. Así, también entenderemos qué situaciones nos podemos encontrar en nuestros desplazamientos cotidianos.

Y, por último, algo muy importante y que a veces pasamos por alto, ser conscientes de nuestra habilidad y destreza sobre las dos ruedas. Si necesitamos practicar o probar con trayectos más cortos primero, hagámoslo. Mejor no descuidar unos aspectos de nuestra salud por querer trabajar otros.

Lee también



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: