Cómo hacer la rueda abdominal, uno de los ejercicios que te ayudarán a mantener el vientre plano


En los últimos tiempos se ha puesto muy de mona la rueda abdominal, un accesorio para los ejercicios deportivos que es perfecto para conseguir un vientre plano sin limitarse a hacer los típicos abdominales tradicionales. 

Con la rueda abdominal se trabaja con mucha intensidad la zona del abdomen, siendo un accesorio muy fácil de utilizar y muy efectivo, siempre y cuando se ejecute bien la técnica, sobre todo, para evitar lesiones. 

¿Cómo usar correctamente la rueda abdominal?

En este vídeo se puede ver al famoso entrenador personal Oswal Candela utilizando la rueda abdominal y explicando los errores más comunes a la hora de ejecutar la técnica, así como la forma de hacerlo correctamente.

El ejercicio de rueda abdominal es muy sencillo, ya que solamente consiste en apoyar las rodillas en el suelo y, sujetando la rueda por las asas, estirarse hacia delante y para luego volver a la posición inicial. 

Aunque la realización es sencilla, hay algunos consejos que se deben seguir para mantener la espalda en la posición adecuada, así como los hombros, el cuello y los brazos.

Lo principal es adaptar el ejercicio a la forma física de cada persona. Los principiantes deberán hacer el ejercicio apoyados sobre las rodillas y sin estirar demasiado el tronco hacia delante. Se pueden hacer las repeticiones que cada uno crea convenientes, sin forzar demasiado en las primeras tomas de contacto.

Posteriormente, cuando se vaya adquiriendo fuerza y mejorando la técnica, se podrá ir aumentando progresivamente el recorrido de la rueda hacia delante, realizando en un principio el movimiento de forma lenta y controlando en todo momento la rueda.

También es muy importante mantener la espalda recta durante todo el recorrido, haciendo fuerza únicamente con la parte del abdomen, aunque otras partes del cuerpo también permanecerán en tensión, lo que hace de este un ejercicio bastante completo. 

Así, la clave y dificultad del ejercicio está en que cuanto mayor sea el recorrido y más se estire el tronco hacia delante, mayor esfuerzo costará volver a la posición inicial, trabajando así un gran número de músculos, no solo abdominales, sino también tríceps, bíceps o pectorales, entre otros.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook