¿Cómo puedo saber si sufro un trastorno de la personalidad?


Los trastornos de la personalidad son alteraciones diversas de los modos de comportamiento, que profundamente arraigadas, resultan inadaptadas. Generalmente reconocibles desde la adolescencia, o incluso antes, persisten en la edad adulta.

Estas conductas expresan un determinado estilo de vida y una forma específica de vincularse con uno mismo y con los demás. Como consecuencia de estos comportamientos alterados, la persona sufre o hace sufrir a los otros, provocando también consecuencias negativas para ella y para su entorno.

¿Qué es la personalidad?

La personalidad es una combinación de emociones, pensamientos y conductas, que en conjunto, nos hacen únicos. También es el modo en el que vemos, comprendemos y nos relacionamos con el mundo exterior y con nosotros mismos. 


¿Cuándo se constituye?

La personalidad se constituye en la infancia, durante la cual incide la interacción de dos factores fundamentales: los genes y el entorno. Son estas dos variables las que en la mayoría de los casos son la causa de estos trastornos. 

Factores de riesgo

La pasión desde la niñez por los animales es un nexo común a todos los que acaban profesionalmente vinculados a ellos.
La pasión desde la niñez por los animales es un nexo común a todos los que acaban profesionalmente vinculados a ellos.
ISTOCK

Existen también factores de riesgo como son los antecedentes de familiares con enfermedades mentales, una vida familiar abusiva o inestable en la niñez y las variaciones en la química o en la estructura del cerebro. 

Si bien no es nada fácil detectar un trastorno de la personalidad, existen ciertas condiciones que nos pueden ayudar a saber si lo padecemos. Una de las características principales es la presencia de comportamientos faltos de armonía, es decir, que están alejados de lo esperado o lo establecido según las normas y la cultura; así mismo este modo de comportarse debe ser persistente en el tiempo y no responder a episodios puntuales.


Según el último informe de Unicef, la ansiedad y la depresión son las dolencias mentales más .comunes entre los adolescentes europeos

Comportamientos inadaptados

Por otro lado, estos comportamientos inadaptados se manifiestan en diversos aspectos de la vida, como puede ser la cognición, la afectividad, la satisfacción de los deseos y el control de los impulsos. Por esta razón, las personas que sufren estas afectaciones suelen presentar un fuerte malestar personal y social y una falta de rendimiento significativa en el ámbito profesional. Existen tres grandes grupos para distinguir los trastornos de personalidad: Grupo A, los extraños o excéntricos; Grupo B, los dramáticos o emocionales, y Grupo C, los ansiosos o temerosos. Sin embargo, muchas personas tienen patrones que no están limitados a un solo trastorno, constituyendo un “trastorno mixto de la personalidad”.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock