Con solo 18 años Greta Thunberg es una referente en la lucha climática


Sin duda el nombre de Greta Thunberg quedará grabado en la historia de la lucha climática. La sueca de 18 años inició su camino en 2018 con una protesta para reclamar acciones contra el cambio climático.

La adolescente de gesto serio pero palabras contundentes se ha convertido en uno de los mayores fenómenos mundiales de los últimos tiempos.

Es apoyada por una legión de admiradores y adorada por los medios de comunicación.

Su presencia continua en los medios le ha generado enemistades y ha protagonizado desencuentros públicos con figuras políticas de peso.

Tal es el caso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el de Brasil, Jair Bolsonaro.

Reconocimientos

La lucha de Greta le ha valido varios premios y reconocimientos, entre ellos ser persona del año, según la recista ‘Time’.

Fue nominada dos veces al Nobel de la Paz, se ha entrevistado con el Papa y los principales líderes mundiales y ha dado discursos ante la ONU y en las principales cumbres climáticas.

Greta también fue reconocida con el Premio Gulbenkian para la Humanidad y donó medio millón de euros, a organizaciones dedicadas a luchar contra el cambio climático y a apoyar a las víctimas de desastres ambientales.

El inicio de la lucha

Greta se sentó por primera vez un 20 de agosto de 2018, tres semanas antes de las elecciones legislativas de su país, delante del Parlamento sueco para iniciar una huelga diaria hasta que el Gobierno cumpliese con el compromiso de recorte de emisiones del Acuerdo de París contra el cambio climático.

La huelga, que luego pasó a realizarse solo los viernes, recibió gran atención mediática, primero en Suecia, luego en otros países, y en unos meses, la joven había sido invitada estrella en la Cumbre del Clima de la ONU en Polonia, el Foro de Davos, Bruselas y el Palacio del Elíseo de París.

Thunberg, que por razones climáticas solo viaja en tren y autobús y nunca en avión, encabezaba manifestaciones juveniles por toda Europa y se convirtió en imagen del movimiento FridaysForFuture (Viernes por el Futuro) y de huelgas escolares en todo el mundo.

“Me han robado mis sueños, mi infancia con sus palabras vacías”, dijo en septiembre del año pasado en la ONU en un célebre discurso en el que reprochó a los líderes atreverse a “mirar para otro lado” mientras la evidencia científica alerta de un escenario preocupante.

Esas palabras dieron origen a un comentario irónico de Trump, que luego tuvo varias polémicas en redes sociales con Thunberg.

Thunberg, con 4,4 millones de seguidores en Twitter y más del doble en Instagram, conserva su papel de icono que se ha traducido en la aparición de alguna “Greta” en cualquier país del mundo.

Douleydis Romero
Con información de Panorama
Foto: @apnews



Source link

SiteLock
Facebook