Con urgencia, se necesita frenar el calentamiento


Gobiernos y empresas deberán invertir al menos $92 millones de millones para 2050 a fin de reducir las emisiones lo suficientemente rápido como para prevenir los peores efectos del cambio climático.

Este es el pronóstico más reciente de analistas de BloombergNEF, quienes ven esa escala de gasto como necesaria para impulsar una rápida electrificación de la economía global y reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

Treinta años es un período corto de tiempo para lograr la escala de transformación necesaria para limitar más aumentos peligrosos en las temperaturas globales.

Ese nivel de gasto ayudaría a limitar el aumento de la temperatura global promedio a 1.75 °C frente a los niveles preindustriales, en comparación con cerca de 1.2 °C de calentamiento ya presente. Si no se toman medidas adicionales, es probable que eventos como las olas de calor, las inundaciones y los incendios forestales que hemos evidenciado en todo el mundo en las últimas semanas se vuelvan más frecuentes, peligrosos y costosos.

Ampliar el papel de la energía eléctrica apuntala toda esperanza de una reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero. Más de las tres cuartas partes de la disminución potencial de las emisiones en esta década probablemente tendrán que provenir del suministro de electricidad y del uso cada vez mayor de energía eólica y solar, según BNEF.

Otro 14% de la caída de las emisiones en dicho período se puede lograr si vehículos, hogares e industrias pasan a la energía eléctrica y dejan de lado la quema de combustibles fósiles. El hidrógeno también tendrá un papel importante que desempeñar, y la demanda se disparará.

La generación de electricidad deberá duplicarse al menos para 2050 a casi 62,200 teravatios-hora, lo que representa casi el 50% del consumo de energía final, en comparación con aproximadamente el 19% actual.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: