Conoce cómo la grasa abdominal puede afectar la salud


La grasa corporal es uno de los principales componentes del organismo y cumple con funciones muy importantes, como proteger los órganos, cubrir las articulaciones, controlar la temperatura, almacenar vitaminas y ser fuente de energía. Sin embargo, la cantidad y el lugar que ocupa, son claves para determinar si ésta altera o no la salud.

En este artículo te explicaremos cuáles son las complicaciones que trae la grasa acumulada en el área abdominal.

Según refieren medios internacionales, en el caso de la grasa acumulada en el abdomen, es un tema que debe ir más allá de lo estético, para entenderse como una cuestión de salud, pues puede convertirse en un indicador de riesgo.

De acuerdo al instituto de investigación Mayo Clinic, si una persona come demasiado y hace poco ejercicio, es posible que la grasa empiece a acumularse en esta zona del cuerpo. No tener el abdomen plano, o por lo menos con poca grasa, resulta perjudicial, dado que se corre el riesgo de desarrollar diversas enfermedades.

“Aunque la grasa subcutánea plantea problemas estéticos, la grasa visceral está relacionada con problemas de salud mucho más peligrosos, entre ellos: cardiopatía, diabetes tipo 2, presión arterial alta, colesterol anormal y problemas respiratorios”, asegura Mayo Clinic.

La evidencia científica, también ha determinado que la grasa del vientre genera un mayor riesgo de muerte prematura, independientemente del peso total.

“De hecho, algunos estudios han determinado que, incluso cuando se consideraba que las mujeres tenían un peso normal, basado en las mediciones estándar del índice de masa corporal (IMC), una cintura grande aumentaba el riesgo de morir de enfermedad cardiovascular”, indica la referida fuente.

¿Cómo eliminar la grasa del abdomen?

Para evitar que la grasa en esta parte del cuerpo vaya en aumento, existen algunos trucos prácticos que pueden ayudar a eliminarla.

  1. Consumo de fibra. Ingerir alimentos ricos en fibra es clave, pues esta mantiene el sistema digestivo regular, lo que también puede ayudar a perder peso. El tipo de fibra es determinante y lo ideal es que sea soluble, ya que ella atrae agua y se convierte en gel durante la digestión, según explica la biblioteca médica Medlineplus.

  2. Comer más proteínas. La proteína es un macronutriente muy importante si el objetivo es perder peso, ya que hay estudios que demuestran que esta puede reducir los antojos en un 60 % y aumentar el metabolismo.

  3. Actividad física. Hacer ejercicio debería ser parte de la rutina de todos, pero hacer ejercicios cardiovasculares específicamente, es una forma efectiva de perder grasa. 

  4. Dieta saludable. Las frutas, verduras y cereales integrales, son los alimentos recomendados. Lo recomendable es consumir cantidades moderadas de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, que se encuentran en el pescado, las nueces y ciertos aceites vegetales.

  5. Limitar el azúcar. Reducir el consumo de azúcar añadida, y beber más productos naturales, también evita la formación de grasa en el abdomen.

VTV/FB/LL



Source link

SiteLock
Facebook