Consejos para dejar de fumar definitivamente


Cada vez son más las personas que se plantean dejar de fumar. Como cualquier adicción, no es fácil dejar de fumar y, por ello, son muchas las personas que buscan ayuda en manos profesionales o tratan de seguir algunas pautas para dejarlo de forma definitiva.


Aunque el mejor convencimiento para dejar este mal hábito es la propia salud y la de quienes nos rodean, además del gasto de dinero extra que supone, se pueden seguir otros consejos para terminar de convencerse y tomar la mejor decisión posible, 

Recomendaciones para ayudar a dejar el tabaco

Aunque la mejor recomendación es la de concienciarse y tomar la decisión firmemente, con fuerza de voluntad propia, se pueden seguir algunos consejos que son de mucha ayuda:

  • Productos de nicotina: se pueden adquirir en la farmacia numerosos parches, chicles o comprimidos que ayudan en el proceso de dejar de fumar. 
  • No trates de dejarlo progresivamente: empezar a fumar cada vez menos tabaco no funciona a la hora de dejarlo definitivamente. Las adicciones nunca van a menos, todo lo contrario, cada vez fumarás más y más cantidad. 
  • No bebas alcohol: cuando se está dejando de fumar, salir y beber alcohol puede ser muy contraproducente, sobre todo, porque se pierde la fuerza de voluntad muy fácilmente y es probable que caigas en el tentación de fumar de nuevo. 
  • Cuéntaselo a tus amigos: contar a tus amigos y seres queridos que has dejado de fumar es fundamental, sobre todo, en el caso de que alguno de ellos fume. Puedes pedirles que, por favor, cuando estén delante de ti no fumen y, también, que no te ofrezcan tabaco, menos aún si acabas de dejarlo hace poco tiempo. 
  • Hazte una hucha: si empiezas a pensar cuánto fumas en un día y, cuando lo estás dejando, metes en una hucha el dinero equivalente que te hubieras gastado en tabaco, verás que lo de ahorrar se convierte en una tarea muy fácil y se convertirá en una buena motivación para seguir sin fumar. ¡Date un capricho de recompensa con el dinero ahorrado!
  • Busca apoyo en profesionales y seres queridos: cuando creas que vas a caer en la tentación, busca ayuda. Hay profesionales que pueden ayudar en el proceso de dejar de fumar, sobre todo, en aquellos grandes fumadores que llevan toda la vida enganchados al tabaco. También los seres queridos pueden ayudar en este proceso dando apoyo y animándote a seguir. 
  • No busques excusas e intentes autoengañarte: tratar de consolarte pensando que en realidad no fumas mucho o que estás estresado y que por eso tienes que fumar no ayuda para nada. El tabaco no relaja ni disminuye los problemas, solamente se tiene esa sensación porque calma el “mono” y la ansiedad que este produce.
  • Apunta los días: también puede ser muy motivador ir apuntando en un calendario los días que llevas sin fumar. Al principio puede ser un poco desmotivador ver tan solo uno o dos días, pero con el paso del tiempo mirarás el calendario y verás que ya llevas tiempo.
  • Lava las sábanas, cortinas y ropa de la casa: deshacerse del olor que el tabaco deja prendido en todos los rincones del hogar, en los objetos personas o en el coche es fundamental para no volver a fumar, pero también te dará muy buena sensación el olor a limpio y el haberte librado de ese mal olor a tabaco que a toda persona no fumadora tanto le molesta.
  • Cambia las rutinas y mantén la mente ocupada: es cierto que en el día a día se tiene por costumbre fumar a determinadas horas, por ejemplo, después de fumar o antes de entrar al trabajo. Cambiar estas rutinas es fundamental para no caer en la tentación. Por ejemplo, duerme unos minutos más por la mañana y llega al trabajo a la hora justa. De este modo, no tendrás tiempo de pararte a fumar. Igualmente, hay que mantener la mente ocupada con alguna actividad que evite estar pensando todo el rato en las ganas de fumar.
  • Blanqueamiento dental: muchas personas, cuando ya han decidido dejar de fumar, optan por hacerse un blanqueamiento dental para volver a lucir una sonrisa bonita tras pasar años como fumadores. El coste del tratamiento dental y la satisfacción del resultado son dos buenos factores para evitar fumar de nuevo. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: