Crudo cerró en verde por números de Estados Unidos


Los precios del petróleo permanecieron en verde durante la última sesión de 2020, tras un año turbulento que vio una caída de las cotizaciones debido a la pandemia de la Covid-19.

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en marzo, en su primer día como contrato de referencia, avanzó un 0.33% o 17 centésimos, a 51.80 dólares.

El barril estadounidense de WTI para el mes de febrero progresó, de su lado, un 0.24% o 12 centésimos, a 48.52 dólares.

En la semana, acortada por las fiestas de fin de año, el precio del oro negro subió ligeramente, aprovechándose especialmente el miércoles del informe semanal sobre las reservas de petróleo en Estados Unidos (EU).

La gran sorpresa es el nivel tan elevado de exportaciones estadounidenses, es la prueba de que la demanda sigue en un nivel sólido pese a los reconfinamientos, comentó Stephen Innes, analista en Axi.

Recorte de producción

El año del petróleo comenzará el lunes con la reunión mensual de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios, incluido Rusia. Los observadores consideran que el cartel y sus aliados podrían mantener sus restricciones de producción un mes más, para luego ir suavizándolas progresivamente entre febrero y mayo.

En fuerte alza desde los primeros anuncios de las vacunas contra la Covid-19, el Brent y el WTI avanzaron un 8% y un 6.5% respectivamente en diciembre.

Pero este desempeño está lejos de borrar la caída provocada por la pandemia, que hizo hundirse el consumo de carburante y de energía.

En 2020, el precio del Brent perdió 22% y el de WTI, 21%.

Los actores en los mercados no están preparados para olvidar un año que querrían olvidar: el año en el que los precios del petróleo cayeron por debajo de cero. Eso demuestra que con las materias primas, nunca hay que decir nunca, resumió Phil Flynn, de Price Futures Group.

Los analistas miran a 2021, donde las perspectivas de la demanda a corto plazo deberían seguir apagadas, incluso cuando el consumo puede quizás retomarse con las campañas de vacunación.

Los precios partieron para seguir su alza, siempre que se eviten las sorpresas desagradables, previno Jeffrey Halley, analista en Oanda.

Todavía más optimista, Phil Flynn afirma que con el regreso probable de la demanda, el mercado estará insuficientemente abastecido para fines de 2021.

El ambiente regulatorio más difícil con una nueva administración Biden en Estados Unidos obstaculizará también la retomada de la producción petrolera estadounidense, afirmó, añadiendo que la demanda se enderezará antes que la producción.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook