Cuántas muertes anuales provocan los largos horarios de trabajo, según la OMS


Las extensas jornadas laborales provocaron la muerte de 745.000 personas en el año 2016 por accidente cerebrovascular y cardiopatía isquémica, un 29% más que en el año 2000, advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en una investigación publicada este lunes. 

El primer análisis a nivel global sobre muertes derivadas de trabajar en exceso revela que las jornadas de más de 55 horas semanales durante un tiempo prolongado pueden incrementar hasta en un 35% el riesgo de fallecer por enfermedades cardiovasculares y en un 17% el riesgo de fallecer a causa de una cardiopatía isquémica. 

¿Cuáles son las consecuencias para la salud?

Los datos de estas agencias de las Naciones Unidas indican que en 2016 un total de 398.000 personas fallecieron como consecuencia de un accidente cerebrovascular (un 42% más que a comienzos del año 2000), mientras que 347.000 lo hicieron por una cardiopatía isquémica (un 19% más). Estos alarmantes resultados reflejan que los horarios prolongados en el trabajo son el principal factor de riesgo laboral.

Un 9% de la población en todo el mundo trabaja más horas de forma excesiva.


Asimismo, “estas cifras demuestran que alrededor de una tercera parte de la morbimortalidad estimada total relacionada con el trabajo se debe a las jornadas laborales prolongadas”, insiste la OMS. En este sentido, el informe evidencia que un 9% de la población mundial trabaja demasiadas horas, “una tendencia que da lugar a un incremento en el número de personas que corren riesgo de sufrir discapacidades o fallecer por motivos ocupacionales”.

Un 72% de los fallecidos por estas causas son hombres, revela el estudio. Además, las regiones de Asia Oriental y Meridional son las que más muertes registran por enfermedades cardiovasculares vinculadas al exceso de trabajo.

¿Cómo ha influido la emergencia sanitaria del coronavirus?

La pandemia de la Covid-19 ha supuesto grandes cambios en muchos sectores a la hora de trabajar y uno de los métodos que se ha implementado a lo largo de este año es el teletrabajo. “Se ha normalizado en muchos sectores y la línea que separa el trabajo y el hogar se ha difuminado”, advierte el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

No solo eso, sino que muchas compañías “se han visto obligadas a reducir o a interrumpir su actividad para ahorrar costos y los trabajadores que quedan en plantilla se ven obligados a ampliar su horario laboral”, añade. No obstante, ningún tipo de trabajo “justifica exponerse al riesgo de sufrir un accidente cardiovascular o una cardiopatía isquémica”.

“Las jornadas laborales prolongadas pueden causar muertes prematuras”.

Con el fin de evitar enfermedades e incluso muertes relacionadas con la jornada laboral, la directora del departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS, la doctora María Neira, ha destacado que todos los gobiernos, empleadores y trabajadores tienen que adquirir “plena conciencia de que las jornadas laborales prolongadas pueden causar muertes prematuras”. Por ello, deben adoptar una serie de medidas para proteger el derecho a la salud:

  • Los Gobiernos pueden “introducir, aplicar y hacer cumplir leyes, reglamentos y políticas” que garanticen que se cumplen los horarios laborales y que prohíban las horas extraordinarias obligatorias.
  • Los convenios o colectivos entre empresas y trabajadores “pueden flexibilizar estos horarios y fijar un máximo de horas de trabajo”. 
  • Los trabajadores pueden informar sobre el número de horas que están en su jornada para que no superen las 55 a la semana.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: