Curiosidades del poeta César Vallejo, a 83 años de su muerte | Noticias


El poeta y escritor peruano César Abraham Vallejo Mendoza, mejor conocido como César Vallejo, representa uno de los mayores innovadores de la poesía del siglo XX. Por ello, este jueves presentamos cinco curiosidades sobre este reconocido exponente de la literatura latinoamericana.

LEA TAMBIÉN:

Simone de Beauvoir, la filósofa que inspiró la lucha feminista

Este 15 de abril se conmemora el aniversario número 83 del fallecimiento de “el más grande poeta católico desde Dante», según el crítico Thomas Merton.

Vallejo, nacido el 16 de marzo de 1892 en Santiago de Chuco, Perú, abarcó varios géneros literarios, entre ellos: el ensayo, la novela, la poesía y el cuento, pero se convirtió en una figura universal, con el reconocimiento internacional de obras como “Poemas humanos” escritos entre los años 1931 y 1937.

En honor a la memoria del autor de poemas como “Los heraldos negros” y “Trilce”, resulta interesante conocer aspectos curiosos relacionados con este intelectual peruano.

1. Un poeta que pudo haber sido sacerdote

El escritor de “Poemas Humanos” contaba con un árbol genealógico que estaba marcado por los oficios religiosos de sus antecesores. Su abuelo paterno, José Rufo Vallejo, fue sacerdote mercedario de España.

Por el lado materno, el poeta Vallejo también contó con el legado devoto de su abuelo materno, Sebastián Baltasar de Mendoza, quien fue un religioso español que emigró a Perú.

De modo que, la religión siempre estuvo presente en la vida del autor de “Los Heraldos Negros”. Sus familiares y conocidos pensaban que seguiría los pasos de sus abuelos, y aunque la idea de ser sacerdote no le desagradaba a Vallejo, y era la voluntad de sus padres, tomó el camino de la Letras.

No obstante, las referencias bíblicas y litúrgicas en sus primeros versos, evidencian la influencia religiosa que tuvo el poeta en las etapas iniciales de su vida.

La voluntad de los padres de Vallejo, era que este fuera sacerdote igual que sus abuelos. FOTO: Panamericana.

2. Humor sarcástico

La poesía taciturna y repleta de melancolía de Vallejo, dificulta pensar que la personalidad del autor incluyera una faceta satírica.

No obstante, hay varias anécdotas de quiénes tuvieron la oportunidad de conocer a esta interesante figura de la literatura latinoamericana, que revelan el humor sarcástico del poeta.

Entre ellas hay una que relata sobre una ocasión en la que Vallejo se tropezó con un elegante hombre en la Biblioteca Nacional del Perú, quien muy irritado le dijo: “¡Sepa usted que soy don Pedro de Osma!”, a lo que el poeta respondió de forma irónica “Y yo qué culpa tengo, señor…”.

3. Un error “humano”

El subtitulo en esta tercera curiosidad sobre César Vallejo tiene relación con su obra del “Poemas Humanos”, la cual tuvo una complicación en sus ediciones póstumas.

El error “humano” lo cometieron los editores Raúl Porras Berrenechea y Georgette Vallejo (viuda del poeta), en el poema “Telúrica y Magnética”, en el cual sustituyeron la palabra “temple” por “templo”.

El error calificado como una “dislectura” por el escritor peruano, Izquierdo Ríos, consistía en que “temple” se utiliza exclusivamente en la sierra Norte del Perú y significa “valle”. Posteriormente el término fue corregido.

Fragmento del poema “Telúrica y Magnética” de César Vallejo. FOTO: Agujero Negro

4. Vallejo en bocetos de Picasso

Existen varias versiones sobre el hecho de que el famoso pintor y escultor español, Pablo Picasso, dibujara tres bocetos del rostro de César Vallejo.

Una de las versiones, la de Bryce Echenique cuenta que Picasso y Vallejo solían coincidir en el Café Montparnasse de París, y que cuando el pintor se enteró de la muerte del poeta, se animó a retratarlo, a pesar de que no tuvo el placer de conocerlo.

Otra versión es la relatada por el prologuista del libro “España aparta de mí este cáliz” (1939), Juan Larrea, quien manifestó que luego del fallecimiento del poeta se reunió con Picasso, y al contarle la noticia, y leerle algunos versos de Vallejo, el pintor se sintió conmovido y expresó “A éste sí que le hago el retrato”

La referencia más conocida resume la creación de los bocetos de Vallejo hechos por Picasso, a una reunión de poetas en la oficina cultural española en la capital francesa.

Los tres bocetos de Vallejo, fueron realizados por Picasso y datan del año 1938. FOTO: Agujero Negro

5. Película sueca inspirada en la poesía de Vallejo

La película sueca “Canciones del Segundo Piso”, del director Roy Andersson, estrenada en el año 2000, es una obra surrealista, la cual cita varias partes del poema “Traspié entre dos estrellas”, del referido poeta peruano.

La historia parece estar inspirada en la faceta existencialista del propio Vallejo, al plantear en su sinopsis la historia de ““un hombre que comienza, gradualmente, a ser consciente de lo absurdo del mundo y de lo difícil que resulta comportarse y vivir como un ser humano”, según lo compartido en la página web española, Filmaffinity.

En ocasión de este aniversario del fallecimiento del poeta, usted puede visualizar el film “Canciones del Segundo Piso” pulsando el siguiente enlace.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: