el año en el que nos lanzamos definitivamente al sexo más tecnológico


We-Vibe, marca especializada en el desarrollo de productos innovadores para la vida sexual, arranca 2021 presentando sus nuevos Tango X y Touch X, un rediseño de sus vibradores más exitosos.

Desde que, en 2008, el canadiense Bruce Murison inventó el primer vibrador para parejas We-Vibe, se ha vendido más de 6 millones de veces en todo el mundo. Pero la crisis sanitaria y sus consecuencias -ese encierro forzoso en casa que todos vivimos- han disparado el interés por los juguetes sexuales. De ahí una de las razones para el lanzamiento de los nuevos productos.

La masturbación fue recurrente en ese periodo, lo que propició que los pedidos crecieran a un ritmo casi sin precedentes. Según We-Vibe, comparando los meses de marzo a mayo 2020 con el mismo periodo de 2019, la venta de juguetes sexuales de la marca creció un 448%. Y solo de marzo a febrero, cuando había libertad de movimiento, la subida fue del 39%.

En 2020 los ingresos globales de la compañía crecieron hasta llegar a los 100 millones de euros, frente a los 75 millones de 2019.

Pero parece que esto no ha hecho más que empezar: según datos de Technavio, el tamaño del mercado mundial de juguetes sexuales femeninos crecerá en 6.900 millones de dólares -unos 5.670 millones de euros- durante el período comprendido entre 2019 y 2023, con alzas anuales del 11%.

¿Qué tienen estos productos para triunfar tanto? Es un sector a prueba de bombas por una razón muy sencilla: cumple con lo que promete -al menos, en la mayor parte de los casos-.

Los españoles son de los usuarios que más han incrementado el uso de apps para ligar.

Ponemos un ejemplo que todo el mundo conoce: el Satisfyer Pro 2 es el dispositivo de bienestar sexual más vendido en el mundo. En 2019 comercializó dos millones de estos succionadores. En 2020 fueron cuatro millones. La producción durante la crisis también se disparó: se tuvo que aumentar a 45.000 unidades al día, cuando antes se fabricaban unas 20.000.

Los nuevos Tango X y Touch X de We-Vibe

A diferencia del archiconocido Satisfyer, lo que ofrece We-Vibe no son succionadores de clítoris, sino vibradores y masajeadores. La marca subraya que no solo están destinados a las zonas erógenas femeninas y que pueden ser muy placenteros en todo el cuerpo.

Tango X y Touch X son la nueva generación de sus dispositivos estrella, mejorados gracias a su equipo de probadores de juguetes sexuales, al que llama MasturbaTeam y está compuesto por más de 17.000 hombres y mujeres de todo el mundo. Su opinión sirve para perfeccionar la tecnología.

El servicio de citas está presente ya en más de 20 países.

Tango X es un ‘vibrador de bala’. Según We-Vibe, mejora con respecto a la generación anterior el agarre y el motor, más potente “para vibraciones más profundas en las partes más íntimas”. “La característica distintiva del producto, su extremo puntiagudo, se mantiene para una estimulación potente y precisa del clítoris”, destacan.

“Los vibradores bala se consideran uno de los clásicos entre los productos de bienestar sexual y una opción popular entre los ‘novatos’ en el mundo de los juguetes sexuales”, explica Johanna Rief, Directora de Empoderamiento Sexual en We-Vibe.

Touch X es un vibrador multiusos: se puede utilizar para masajes por todo el cuerpo o para la estimulación focalizada del clítoris.

Ambos tienen 7 modos de vibración y 8 niveles de intensidad, son sumergibles en agua y su batería dura hasta dos horas.

Cambio en las dinámicas sexuales

El reciente informe Sex Trend 2021, elaborado por WOW Tech, grupo al que pertenece We-Vibe, afirma que nuestra disposición a probar algo nuevo en nuestra vida sexual es mayor ahora que antes de la crisis sanitaria, habiendo aumentado en un 25%. También es mayor nuestra necesidad de sexo.

Está previsto que el dispositivo esté disponible en el cuarto trimestre de 2020.

Los juguetes sexuales que pueden ser controlados por la pareja a través de un mando o aplicación son especialmente populares. We-Vibe lanzó hace seis años una de las primeras apps en la industria del juguete sexual. Desde su lanzamiento en agosto de 2014, We-Connect se ha conectado más de 20 millones de veces con un producto de la marca en todo el mundo.

Teniendo en cuenta las restricciones actuales, We-Connect ha resultado ser especialmente popular: en comparación con el año pasado, su uso ha aumentado en casi un 40%, de hecho, solo de marzo a abril, ya se anotó un aumento del 16%.

La app We-Connect permite entre otras cosas control remoto, listas de vibración personalizadas y chat de vídeo y texto.
La app We-Connect permite entre otras cosas control remoto, listas de vibración personalizadas y chat de vídeo y texto.
We-Vibe

Más videollamadas íntimas y ‘sexting’

Con el distanciamiento social, las apps de citas han visto florecer un nuevo formato de encuentros virtuales y el ‘sexo seguro’ ha adquirido un significado completamente nuevo. En este tipo de aplicaciones, los solteros ahora buscan ‘quarantine buddies’ o ‘parejas sexting’ para sobrellevar el aislamiento social, asegura We-Vibe.

El sexting consiste en enviar mensajes sexuales, eróticos o incluso pornográficos con el móvil.

Según la marca, su app se está utilizando en este tipo de plataformas: “Cada vez más usuarios buscan en aplicaciones de citas a otras personas que puedan controlar su propio juguete sexual de forma remota a través de la aplicación. No todos buscan reunirse en la vida real en el futuro, sino que simplemente quieren algo de variedad en el sexo en solitario. Y así es como se crean alternativas digitales seguras”.

Según un estudio llevado a cabo por Badoo entre más de 500 de sus usuarios para analizar los hábitos íntimos de los españoles, el 34% de los usuarios de la plataforma tuvo durante las semanas que estuvimos aislados más sexo virtual que en meses anteriores, especialmente de la mano del ‘sexting’ y las videollamadas.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



Source link

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: