El Covid-19 se toma la agenda del Legislativo


Protegidos con mascarillas, pero olvidando mantener el distanciamiento social en tiempos de coronavirus, los diputados de la Asamblea Nacional aprobaron en segundo debate el proyecto de ley 295, que establece la suspensión del pago de servicios públicos por cuatro meses y sin intereses, en atención al estado de emergencia declarado por el avance de la pandemia.

La suspensión es a partir de la factura del 1 de marzo pasado y aplicaría a aquellos clientes con un salario inferior a $2 mil mensuales, que han sido destituidos o no están laborando por la crisis del Covid-19, así como a los jubilados y pensionados.

Los diputados, además, adicionaron un artículo que establece que el Estado asumirá el pago de un “bono solidario” para los trabajadores de aquellos comercios cuyas actividades estén suspendidas, con motivo del toque de queda ordenado por el Ejecutivo.

Corredores no

Al proyecto de ley se le eliminó el artículo que permitía el acceso gratuito a los corredores Norte y Sur, para el servicio de transporte público, por el término de tres meses.

La propuesta para sesionar de madrugada

La decisión de sesionar en la madrugada fue planteada al presidente de la Asamblea, Marcos Castillero, por su colega Raúl Pineda. “La experiencia me dice que es mejor pasarlo a medianoche …”. En Asambleas anteriores, sesionar en horas de la madrugada era sinónimo de “goles” o los llamados “camarones” legislativos.

El proyecto aprobado contempla la suspensión, por un término de cuatro meses a nivel nacional, del pago del servicio eléctrico y la telefonía (fija, móvil e internet). La iniciativa original incluía, además, la suspensión del pago del servicio de agua potable y la tasa de aseo, pero eso fue retirado.

La reducción de la tarifa eléctrica es una de las medidas adoptadas ya por el Ejecutivo para hacer frente al Covid-19: de 50% a los clientes que consumen menos de 300 kilovatios, y de 30% a los que consumen entre 301 y 1,000 kilovatios, informó la Autoridad Nacional de Servicios Públicos (Asep).

Enfrentamientos

En medio de vítores y aplausos, los diputados –que sesionaron sin público presente en las gradas– abogaron por el proyecto 295. Sin embargo, durante la aprobación de las nuevas propuestas, hubo cruces de palabras, insultos y disgustos entre algunos diputados, por lo que el diputado Marcos Castillero, presidente de la Asamblea Nacional, dictó recesos en varias oportunidades.

Antes de que aprobaran esta propuesta, que fue presentada por el diputado Crispiano Adames, el Legislativo –dominado por el oficialista Partido Revolucionario Democrático– dio luz verde en tercer debate al proyecto de ley 296, “que adopta una Ley General sobre medidas de emergencia para afrontar la crisis sanitaria causada por la pandemia del Covid19”.

El proyecto plantea una serie de medidas generales, como adoptar medidas para preservar los trabajos, facilitar el acceso a recursos económicos a los sectores afectados y flexibilizar los objetivos del déficit fiscal, así como efectuar gastos y traslados de partidas para ayudar a personas y empresas que sufran las consecuencias de la crisis.

La carrera judicial

Después de que se aprobó el proyecto 295, empezó el debate de la propuesta que busca modificar la carrera judicial. La diputada Corina Cano, del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista, defendió la iniciativa. Mientras que Ana Zita Rowe, en nombre del Órgano Judicial, sustentó por qué se oponen al proyecto. Pero, la sesión se cerró y tenían previsto retomarla a las 12:00 medianoche de este viernes.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock