El FC Barcelona golea al Alavés al ritmo de Trincao y Messi


Después de dar su brazo a torcer contra el Sevilla en la ida de las semifinales de la Copa del Rey, el FC Barcelona tenía la imperiosa necesidad de no renunciar en demasía a la siempre vibrante carrera por la Liga, torneo liderado de forma casi inmaculada por el Atlético de Madrid. Para ello, las tropas de Ronald Koeman, quien acepta el desafío del PSG en Champions, se habían citado con el Deportivo Alavés en el Camp Nou.

Sigue después de este anuncio

Antoine Griezmann se quedaría a las puertas de inaugurar el electrónico en los compases iniciales de la contienda, aunque no conseguiría superar a la zaga de los babazorros. Por su parte, Francisco Trincao, clave en la victoria de los culés contra el Real Betis en Heliópolis, llevaría a cabo una brillante acción individual, si bien es cierto que no conseguiría definir con la precisión que exhibió en el sur de nuestro país.

Por su parte, Lionel Messi, que igualaba los 505 partidos de Xavi Hernández en Primera División, retaría a un Fernando Pacheco que se alejaría de su zona de confort (su portería) para ganarle la partida al seis veces ganador del Balón de Oro. Poco a poco, los vitorianos iban ganando presencia con el desarrollo del partido, lo que propiciaría que Marc-André ter Stegen realizase una intervención marca de la casa para evitar la diana de Rodrigo Battaglia.

Trincao abre la lata

A continuación, el Barça golpearía en primera instancia por medio de un Trincao que volvía a sonreír con la zamarra azulgrana (1 – 0). Óscar Mingueza inició la jugada, mientras que Ilaix Moriba, que se estrenaba como titular en Liga, habilitaría a las mil maravillas al portugués. El propio Trincao pudo ampliar la diferencia tras recibir el cuero de Messi, aunque la respuesta de Pacheco sería extraordinaria. Tampoco se puede pasar por alto el papel de Sergio Busquets, providencial para frenar el remate de Joselu Mato.

Leo vería portería rebasada la media hora de batalla, pero el VAR entraría en acción para anular el gol del argentino. Un astro rosarino que se resarciría justo antes del descanso, preciso instante en el que perforaría el fondo de las mallas de la meta del Alavés (2 – 0). Tras la reanudación, Lucas Pérez, por increíble que parezca, no conseguiría resolver con el acierto que le caracteriza en un mano a mano con un Ter Stegen que se haría gigante ante el ex de Deportivo de la Coruña o Arsenal.

Messi habla en el campo

Aun así, nada podría hacer el muro germano para corregir el error de Ilaix, una cuestión de la que se beneficiaría Luis Rioja para recortar distancias en el luminoso (2 – 1). Pese a ello, el Barça tiraría de orgullo con el firme propósito de amarrar tres puntos que se antojaban necesarios desde el punto de vista anímico, especialmente para recibir con plenas garantías al PSG en Champions. No obstante, Samuel Umtiti, que había sustituido a Busquets, se anticiparía a las mil maravillas a Joselu.

Llegado el tramo decisivo del envite, los de Koeman firmarían tres dianas en poco más de cinco minutos de juego. La primera de ellas llegaría en las botas de Trincao, que resolvería después de un excelente pase filtrado por Pedri González que no pudo ser aprovechado por Messi (3 – 1). Leo se sumaría a la fiesta de los dobletes (como el bueno de Francisco) con una auténtica obra de arte (4 – 1), al tiempo que Junior Firpo cerraría la goleada de los culés tras una asistencia de Griezmann (5 – 1).





Source link

SiteLock
Facebook