El hospital la envió casa con un “virus estomacal” y terminó muriendo de septicemia | Noticias


La salud de Harper Aitken se deterioró después de salir del hospital, donde lo ordenaron que no volviera, antes de colapsar en la sala de espera del médico de cabecera y ser declarada muerta dos horas más tarde.

Una niña de tres años murió de septicemia un día después de ser dada de alta del hospital con un presunto virus estomacal.

Harper Aitken desarrolló una erupción junto con fiebre y dolor de garganta antes de ser llevada al hospital.

[Perú: Buscan a un hombre que se escapó con el dinero recaudado para el tratamiento de su esposa con cáncer]

Después de unas horas, la condición de Harper pareció mejorar y los médicos sospecharon que solo tenía malestar estomacal.

Al día siguiente en casa, su mamá Lori se dio cuenta de que los labios de su hija se estaban poniendo azules y, según se informa, desde el Forth Valley Royal Hospital de Falkirk, en Escocia, le ordenaron que la llevara a ver a su médico de cabecera.

Harper se desmayó en la sala de espera y murió dos horas más tarde después de haber sido llevada de vuelta al hospital en ambulancia, en marzo de este año.

Imagen: Just Giving

Lori, de 34 años, dijo: “Una mañana se despertó con fiebre y al día siguiente estaba muerta”.

[Sospechan que el niño de 4 años colgado en un puente se resistió a un abuso sexual]

“Se quitó la máscara de oxígeno y lo último que me dijo fue: “Mamá, esto no me gusta. Quiero irme a casa”.

Describiendo los primeros síntomas de Harper, Lori dijo que notó un sarpullido en su estómago, informó Daily Mail.

Temiendo que fuera meningitis, Lori llamó a una ambulancia de inmediato.

La pequeña Harper también sufría de diarrea, lo que llevó a los médicos del hospital a sospechar que podría tener un virus estomacal. 

Pero, cuando Harper volvió a empeorar en casa, Lori explicó que le habían dicho que no la llevara de vuelta al hospital, sino que la llevara primero al médico de cabecera.

La madre con el corazón roto dijo que llegó al médico de cabecera a las 3:45 p.m. y que a las 6:45 p.m. su hija había sido declarada muerta.

Lori añadió: “Me fui con un mechón de su pelo y nunca la volví a ver”.

Ahora está hablando de los peligros de la sepsis: “No quiero que esto le pase al hijo de nadie más”.

Una declaración del Hospital Forth Valley Royal afirma: “Estamos llevando a cabo una revisión interna completa de la atención y el tratamiento que se le brindó a esta niña y compartiremos cualquier hallazgo”.

“El NHS Forth Valley apoya el Programa Escocés de Seguridad del Paciente, cuyo objetivo es mejorar la identificación y el tratamiento de la sepsis entre una amplia gama de profesionales sanitarios”.

Te puede interesar:

¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoPlayerId=8af324729



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock