El plan del Barça para poner en el escaparate a Coutinho


Buenas noticias con la recuperación de un Philippe Coutinho que está muy cerca de estar al 100%. Según apuntan desde ‘Mundo Deportivo’, el plan del cuerpo técnico es que el mediapunta siga trabajando de forma individual esta semana y que de cara a la que viene se incorpore a los entrenamientos en grupo. Si todo va bien y el brasileño no sufre ninguna recaída, dentro de unos días Ronald Koeman​ podrá contar con él muchos meses después.

La idea del FC Barcelona es que el de Río de Janeiro empiece a entrenar la próxima semana para que coja ritmo y pueda jugar el amistoso contra el Red Bull Salzburgo del 4 de agosto. Ese podría ser el día en el que se enfunde la camiseta blaugrana por fin para empezar su rodaje en esta pretemporada. De esta forma, jugaría algo más en el Gamper contra la Juventus de Turín y llegaría en forma al inicio de Liga frente a la Real Sociedad.

Koeman tiene en alta estima al internacional ‘canarinho’ desde que le conoció la campaña pasada y no tendrá ningún problema en contar con él. El holandés entiende que el club quiera venderle o cederle para quitarse de encima los 12 millones de euros netos que gana al año, y reducir masa salarial. Pero a pesar de eso, mientras esté en el equipo el de Zaandam va a contar con él y le dará minutos hasta que se marche, si es que se acaba yendo.

Además, desde la entidad necesitan ‘vender’ al mediapunta después de tantos meses parado. Los conjuntos que han mostrado interés en él van a querer comprobar si de verdad está recuperado y en forma. y esto solo se puede demostrar dándole partidos en pretemporada y al comienzo de LaLiga. Por ello, en el Barça tienen prisa y quieren que Cou pueda entrenar cuanto antes junto al resto del grupo para acercarse a su mejor nivel.

Problemas para dar salida a Coutinho

Hay que recordar que Philippe va camino de convertirse en uno de los grandes problemas del Barcelona​​ para este verano. El principal es la situación económica del club, que va ligada al futuro de Leo Messi, pero el brasileño tiene uno de los contratos más altos de la plantilla y es un caso problemático. La intención es que se marche sí o sí, pero en estos momentos no hay ofertas por él y no está nada claro que vayan a llegar en algún momento.

El gran impedimento para darle salida es precisamente su mencionado sueldo. Para salir puede que tenga que rebajárselo incluso demostrando estar en forma para que algún equipo apueste por él. No obstante, puede que al final los azulgrana deban rendirse y tengan que aceptar pagar una parte de ese salario para que se vaya. En caso de que se quede y juegue 10 partidos, el Barça tendrá que pagar 20 millones de euros más por él por haber llegado a los 100 encuentros. Esto se quiere evitar a toda costa y por ello hay tanta urgencia en encontrarle destino.



Source link

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: