El síntoma en la mediana edad que alerta del riesgo de padecer demencia


La demencia afecta en la actualidad a más de 50 millones de personas en todo el mundo, y sólo se prevé que esta cifra aumente en las próximas décadas. Se trata de un problema complejo y multifactorial, y por lo tanto su aparición puede ser muy difícil de predecir.

Pesadillas frecuentes

Con todo, sí que conocemos algunos factores de riesgo que nos indican que un individuo determinado puede tener mayor riesgo de padecer la enfermedad. Recientemente, un estudio publicado en la revista académica eClinicalMedicine ha documentado uno nuevo.

Y es que, según concluyen el autor del trabajo, las personas que sufren pesadillas frecuentes durante la mediana edad tienen más probabilidades de recibir un diagnóstico de demencia más adelante en la vida. De hecho, este problema podría estar avisándonos años o incluso décadas antes de que emerjan los primeros síntomas característicos, como los problemas cognitivos, de pensamiento o de memoria.


El hallazgo se basa en los datos obtenidos de tres cohortes en los Estados Unidos, incluyendo más de 300 adultos de entre 35 y 64 años y 2.600 mayores de 79. Ningún participante había sido diagnosticado con demencia al comienzo del estudio, y el seguimiento medio fue de nueve años para el grupo más joven y de cinco para el más mayor.

La recogida de los datos se efectuó entre los años 2002 y 2012, y los participantes completaron una serie de cuestionarios incluyendo algunos sobre la calidad de su descanso que incluían preguntas sobre la frecuencia de sus pesadillas y malos sueños.

Mayor asociación en hombres

De este modo, el autor observó que los participantes en el grupo joven que experimentaban pesadillas semanalmente tenían cuatro veces más probabilidades de experimentar declive cognitivo durante la década siguiente, mientras que las personas mayores tenían el doble de probabilidades de que se les diagnosticase demencia.


Un estudio utilizó la resonancia magnética para ver cómo era el cerebro de las personas creativas.

Esta asociación resultaba mucho más sólida en el caso de los hombres que en el de las mujeres. Así, los hombres más mayores que sufrían pesadillas semanalmente tenían hasta cinco veces más probabilidades de desarrollar demencia que aquellos que no, mientras que en las mujeres mayores este incremento en el riesgo era del 41%.

Hay que destacar que el estudio sólo recoge la asociación estadística, pero no el mecanismo biológico que pueda relacionar ambos fenómenos. En este sentido, el investigador se propone analizar esta relación utilizando técnicas de imagen como la electroencefalografía o la resonancia magnética.


La posible forma de combatir el alzhéimer, según una investigadora española

Referencias

Abidemi I. Otaiku. Distressing dreams, cognitive decline and risk of dementia: A prospective study of three population-based cohorts. eClinicalMedicine (2022), DOI: https://doi.org/10.1016/j.eclinm.2022.101640 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock