El sistema de pagos en el ‘e-commerce’


El comercio electrónico es la manera de rentabilizar productos o servicios en línea, a través de una página web, market place o inclusive en las redes sociales. En realidad, es más abarcador, dado que obliga a los gobiernos a estructurar políticas públicas orientadas a esta modalidad de comercialización, y de convertir a los ciudadanos en adeptos digitales. Sin embargo, las oportunidades que trae el comercio electrónico deberían ser aprovechadas por los comerciantes, sin importar su perfil o tamaño de empresa, ya sea pequeño, mediano o grande.

Las oportunidades son infinitas y mientras más valor agreguemos a la comercialización digital, mayor será la penetración del negocio en su mercado meta o audiencia y proporcionalmente será su rentabilidad.

Es por ello que el comercio electrónico debe verse de una manera transversal donde impactan diversas industrias. Por ejemplo, en la tecnología, en las finanzas con el servicio de la banca y medios de pago, en el mercadeo con el conocido mercadeo digital, en la logística con entregas de última milla, en la contabilidad y en la estadística o análisis de la data, por mencionar algunas.

El comercio electrónico se convirtió en un ecosistema evolutivo, donde convergen industrias para dar paso a la venta de productos o servicios por consumidores que claman a gritos un valor diferenciado, y, sobre todo, una grata experiencia. De hecho, la experiencia del consumidor en línea debe ser sencilla, amigable, predictiva y apoyada por la tecnología que se ofrece a través de las plataformas de pagos y las diferentes aplicaciones que se pueden adaptar al canal digital.

Además, las tiendas digitales deben atraer clientes y, para ello, se requiere de una estrategia de mercadeo digital clara, con un mercado meta definido, productos que estén orientados al consumidor digital y que su entrega sea rápida y satisfactoria.

Es importante elegir la plataforma de pagos correcta, donde deben considerarse características y funcionalidades que cumplan con los objetivos y requerimientos de la página web, que ahora será una tienda en línea. Para hacer crecer tu negocio de manera rentable, es sumamente importante invertir en una plataforma de pago que pueda adaptarse al crecimiento del negocio, tanto para el mercado local como para el regional. Además, que tenga capacidad suficiente para agregar productos, personalizarlos, recibir tráfico, entre otros.

Plataformas como Shopify, Cybersource, plugins de WordPress, Magento 2.0 y Wix, entre otras, han tenido un crecimiento exponencial durante este último año, dándole forma a cientos de miles de comercios en línea alrededor del mundo.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook