El venezolano que pasó de pedir asilo a jugar en la MLS


Proveniente de Venezuela, llegó a Estados Unidos solicitando asilo y ahora el fútbol profesional le abrió la puerta.

Con 20 años, Daniel Pereira fue exaltado este jueves como uno de los jugadores más prominentes que iniciarán su andar en la liga profesional de fútbol de Estados Unidos, la MLS, tras ser escogido por un selecto programa de desarrollo de jóvenes talentos.

Pereira, que jugó a nivel universitario en VirginiaTech, fue incluido en las filas del programa Generation adidas, lo que significa que será reclutado por un club profesional este mismo mes.

“Es un honor increíble. No a muchos jugadores les dan esta oportunidad”, comentó Pereira en una entrevista realizada por videoconferencia con The Associated Press.

El ‘Superdraft’, o proceso de selección de la MLS, tiene fecha para el 21 de enero, por lo que Pereira confesó sentirse “ansioso” por conocer el que será su primer equipo como profesional. Abandonará sus estudios universitarios en su segundo año de carrera.

En Caracas, el joven militó en categorías juveniles Sub14 y Sub16 hasta que sus padres, ambos contadores públicos, decidieron partir de Venezuela con él y arribaron a Estados Unidos con visas de turistas. Meses después solicitaron asilo.

“Yo no me quería ir de Venezuela. Estaba con mi fútbol, tranquilo, estaba con mis amigos. Tenía todo arreglado. Pero también sabía que la situación en Venezuela era muy grave, que se iba a poner peor”, aseguró Pereira.

“Sabía que mis papás lo estaban haciendo por mí, para un mejor futuro para mí. Lo cual funcionó”, agregó.

Sus inicios en Roanoke, en el estado de Virginia, fueron complicados. El joven futbolistas en aquel entonces tenía apenas 15 años. No conocía ninguna palabra en inglés, no estaba acostumbrado al frío y no conocía a nadie en la Northside High School. Su madre empezó a trabajar en la cocina de un restaurante y su padre se desempeñó como jardinero.

El fútbol significó un refugio para él y comenzó a jugar para el equipo de su escuela. “El fútbol me ayudó a hablar, a comunicarme con mis amigos de alguna manera”, dijo.

Josef Martínez es el ejemplo a seguir por el mediocampista. El delantero que milita en el Atlanta United y su amigo Cristian Cásseres que juega en New York Bulls, son los modelos en los que se enfoca Pereira.

“Acceder a un contrato Generation adidas era la forma de salir del fútbol universitario y abrirse paso en la MLS. Luego depende de ti mantenerte”, aseguró Pereira.

Los salarios de los jóvenes futbolistas serán costeados por el propio programa Generation adidas, lo que resulta un incentivo para que los equipos profesionales se den la tarea de formar futuros jugadores de élite. Eventualmente, pasarán a convertirse en jugadores “senior” del club, pagados por éste.



Source link

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: