El vestuario femenino para una entrevista laboral


Lleve a la entrevista un buen atuendo, su calidad humana y las destrezas que posee, eso hablará por usted



Son muchas las consideraciones que se deben observar para ir a una entrevista de trabajo, y la más importante es el sentido común.

Sentido común para entender, por ejemplo, que el trabajo no es una pasarela de modelaje, ni una sala de un hospital.

Usted debe arreglarse con moderación, pero arreglarse, no presentarse con la cara lavada como si estuviera enferma, o ponerse todo el maquillaje que tiene a la mano, no va a una fiesta de disfraces.

(Las que no se arreglan porque dicen que son “sencillas”, sepan que si al llegar a la cita saludan al portero y al mensajero con la misma deferencia con la que saludan a su posible empleador, eso es ser sencilla, lo otro es ser descuidada. No confundan estos términos).

Lleve a la entrevista un buen atuendo, su calidad humana y las destrezas que posee, eso hablará por usted.

Todas las empresas no tienen el mismo código, unos días antes dé una vuelta a la hora que salen los empleados para que vea la forma como se viste el personal.

Estar actualizada con la moda no es malo, lo malo es exagerar. No lleve un bolso gigante con las letras del diseñador, ni las uñas extra largas pintadas de un color llamativo.

Use pocas joyas, pequeñas y sin dijes que distraigan con su tintineo. Más elegante que un gran collar es una bufanda de seda combinada con el vestido.

Si utiliza un maletín tenga sus documentos en orden para que los encuentre cuando los necesite. No hay nada peor para la imagen profesional que una persona buceando desesperada en un mundo de papeles desordenados.

No olvide que esa es la única oportunidad para causar una buena impresión, no la desperdicie.

Su ropa debe ser formal, no casual, los colores suaves y mejor sin diseños o con diseños pequeños. El color rojo usado solo, puede ser muy llamativo, pero si lo lleva en un detalle se verá bien y demostrará confianza.

Si se viste de negro, añada color en la blusa o la cartera.

No use perfumes fuertes, mejor agua de perfume o colonia, y muy poca.

Lávese los dientes y utilice enjuague bucal para que tenga buen aliento.

Si su cabello es largo no lo lleve suelto: hágase un moño flojo o una cola.

Llegue con una sonrisa natural y manténgala. A todos nos gustan las personas que demuestran buen carácter.

Recuerde que su vestuario debe dejar saber que usted es una mujer, pero también que es una dama.

Finalmente relájese, bote el chicle, llegue puntual y apague el celular. Es posible que salga con un buen empleo.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: