Embajador español destaca voluntad mediadora y posición geográfica de Panamá


El embajador de España en Panamá, Francisco Javier Pagalday, destacó este jueves la voluntad de mediación y la posición geográfica estratégica como virtudes del país centroamericano, que celebra este día los 500 años de la fundación de su capital por el español Pedro Arias Dávila (1468-1531).

“Panamá cuenta con un Canal interoceánico de un gran dinamismo a nivel internacional y cuenta también digamos con una voluntad de mediación entre las situaciones conflictivas que puede haber en toda América”, dijo el embajador a Efe.

Y “desde luego como dice su lema es ‘puente entre dos mundos’, con lo cual esa situación geográfica es muy favorecedora para ese protagonismo internacional” con el que cuenta, añadió.

El embajador español valoró como “muy importante” esta fecha de la conmemoración del V Centenario de la Ciudad de Panamá, y recordó la visita que hizo al país el rey de España, Felipe VI, a propósito de la investidura de Laurentino Cortizo como presidente panameño el pasado 1 de julio, y que incluyó un recorrido por las ruinas de Panamá Viejo.

Ese recorrido, realizado el pasado 30 de junio, tuvo el objetivo de trasladar el apoyo de España a la conmemoración del V centenario de la fundación de la capital panameña.

“Panamá es un país con un gran dinamismo, recientemente con un renovado optimismo con la nueva Administración y con un protagonismo internacional inversamente proporcional a su tamaño geográfico”, afirmó este jueves el diplomático español.

La Embajada de España invitó a la celebrar el V centenario de la Fundación de la Ciudad de Panamá en la Feria Internacional del Libro con una conferencia este jueves del historiador Omar Jaén.

La Ciudad de Panamá, el primer asentamiento español en el Pacífico americano, celebró este jueves su 500 cumpleaños con una enorme tarta para 4.500 personas alusiva a las ruinas de la urbe como evento central de una amplia agenda de actos culturales.

Las celebraciones se desarrollaron en medio de una fuerte y prolongada lluvia que no desanimó a los miles de citadinos que se dieron cita en el espacio monumental de Panamá Viejo, declarado en el 2003 por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock