Encuestas cierran en Ecuador favoreciendo levemente a Arauz


El candidato de la Unión por la Esperanza (Unes) a la Presidencia de Ecuador, Andrés Arauz enfrentará el domingo 11 de abril al aspirante de los partidos políticos Creo y PSC, el banquero y empresario de derecha Guillermo Lasso.

A través de sus campañas, que cierran el jueves, ambos candidatos buscan hacerse con la mayoría de los votantes que, durante la primera vuelta (7 de febrero), se inclinaron por algunos de los 14 excandidatos presidenciales, quienes capitalizaron el 47,54 por ciento de los votos válidos depositados, según medios locales.

Durante las últimas jornadas varios excandidatos anunciaron su apoyo a la campaña de Lasso, mientras que Isidro Romero (movimiento Avanza) lo hizo por Arauz.

El 2 de abril pasado, las encuestadoras Clima Social, Perfiles de Opinión, Eureknow, Ipsos y Omar Maluk informaron que Arauz lidera la intención de voto.

A pesar de la campaña sucia de la derecha en su contra, el candidato de Unes obtuvo en estos sondeos balances entre 34 y 48 por ciento de los ciudadanos, frente a cifras inferiores de Lasso.

Solo la encuestadora Cedatos captó un resultado diferente, al reportar 38,2 por ciento de intención de voto por Lasso, frente a 35,2 por ciento a favor de Arauz.

Elecciones, pandemia y promesas

El candidato de la Unión por la Esperanza (Unes) a la Presidencia de Ecuador, Andrés Arauz, ratificó este miércoles en encuentros con sectores y a través de su cuenta en Twitter su compromiso con la salud de la población, la reactivación de la economía con inclusión, el respeto a la diversidad, el apoyo a campesinos e indígenas y otras proyecciones sostenidas a lo largo de la contienda electoral.

Entre otros actos de campaña, Arauz sostuvo un encuentro en la central sindical del Parlamento Laboral Ecuatoriano, donde reiteró su propósito de dignificar el trabajo y concretar principales demandas de la clase trabajadora.

También realizó una caminata junto a mujeres en el barrio de Chillogallo, al sur de Quito (capital), donde abordó la necesidad de aliviar la situación económica de las familias. En este tema, recordó que su prioridad no serán los banqueros.

Asimismo, se refirió al propósito de recuperar la seguridad comunitaria y enumeró acciones para mejorar el enfrentamiento al delito, pero enfatizó en que adoptará una política económica centrada en las mayorías y en mejorar la gestión de la pandemia de Covid-19.

El candidato progresista, cuyo compañero de fórmula es Andrés Rabascall, se reunió además con líderes indígenas, a quienes reiteró que su Gobierno trabajará para saldar una deuda histórica con esos pueblos y nacionalidades, “con respeto a su plurinacionalidad e interculturalidad”, acotó.

La derecha enfrenta duelo generacional

El ex banquero Guillermo Lasso, buscará recuperar el poder para la derecha en la segunda vuelta electoral a la Presidencia el próximo 11 de abril, en lo que constituye su tercer intento por llegar a gobernar el país sudamericano.

Lasso, de 65 años, se medirá en el balotaje al izquierdista Andrés Arauz, economista de 36 años que tiene como mentor al ex presidente Rafael Correa (2007-2017), de quien el ex banquero es un crítico.

Según analistas, el balotaje será un duelo entre generaciones, aunque Lasso lo describe como la oportunidad para votar por el cambio que él ofrece, en caso de ganar la Presidencia.

“Este 11 de abril tenemos dos opciones: la que representa el pasado que nos llevó a esta crisis o nosotros que proponemos soluciones para lograr un Ecuador de oportunidades para todos”, ha afirmado Lasso, quien se define como “tolerante” y “demócrata”.

Para Lasso, sin embargo, la segunda vuelta electoral será la oportunidad para cobrar revancha a Correa, quien frustró su salto a la Presidencia en las elecciones de 2013.
Correa fue reelegido entonces para un segundo mandato presidencial con más del 57 por ciento de los votos, frente a poco más del 22 por ciento de los sufragios que obtuvo Lasso.

El también empresario volvió a perder la carrera por la Presidencia en las elecciones de 2017 frente al actual presidente, Lenín Moreno, que Correa promovió como su sucesor.

Después de romper con Moreno, por diferencias políticas, Correa impulsó a Arauz para retomar su proyecto político denominado Revolución Ciudadana de tinte socialista.

En la primera vuelta electoral realizada el 7 de febrero de este año, Arauz obtuvo el 32,72 por ciento de los votos, mientras que Lasso consiguió el 19,74 por ciento de los sufragios.

Ante un escenario político polarizado, siete de los 14 candidatos que participaron en los comicios del 7 de febrero han mostrado su apoyo a la candidatura de Lasso, quien ha dicho que prefiere asumir una posición de humildad y de respeto a la voluntad del pueblo en las urnas.

Con información de agencias



Source link

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: