“Es una pena que en España no haya más astronautas que puedan inspirar a los más pequeños y hacerles perseguir esa vocación”


A partir del próximo otoño, si se cumplen por fin los planes, estaremos un poco más cerca de conocer los secretos más profundos del Universo gracias al Telescopio Espacial Internacional James Webb, el observatorio más grande y poderoso jamás enviado al espacio por los humanos.


Como heredero del Telescopio Espacial Hubble está llamado a convertirse en el siguiente gran observatorio de ciencia espacial, pues está diseñado para responder a preguntas pendientes sobre el Universo y para hacer descubrimientos revolucionarios en todos los ámbitos de la astronomía.

Detrás de semejante tarea están la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA), tres pesos pesados en lo que al estudio del Universo se refiere. Y para hacer posible que el Webb toque las estrellas está Arianespace, compañía francesa comercial de transporte espacial.

Para saber un poco más sobre cómo llegará el telescopio al espacio hemos entrevistado a Beatriz Romero, ingeniera aeronáutica y directora de proyecto de los servicios de lanzamiento del James Webb en Arianespace.

¿Cómo se llega a estar liderando el lanzamiento de una de las piezas tecnológicas que podría cambiar el rumbo de la astronomía?

Telescopio espacial James Webb

Estudié Ingeniería Aeronáutica en la Universidad Politécnica de Madrid y desde el principio me orienté en el mundo del espacio, porque yo pertenezco a esa generación de jóvenes que vieron al astronauta Pedro Duque ser seleccionado para la Agencia Espacial Europea y tenía el sueño de un día poder ser como él, ser una astronauta. Finalmente enfoqué mi carrera en ser quien ayuda a que esos astronautas sean lanzados al espacio.

Me especialicé en aeronaves y empecé a trabajar en un grupo que había en la Universidad que desarrollaba mini satélites. Elegí como proyecto de final de carrera el desarrollo de un satélite de este tipo y lo llevé a cabo a la vez que hacía unas prácticas con el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, la entidad española más especializada en técnica aeronáutica.

Estando en esas prácticas tuve la oportunidad de conocer al equipo que estaba trabajando en el primer satélite español, el MiniSat, y me enseñaron muchísimo. Ahí fue donde realmente empecé a introducirme en el mundo de los satélites y del espacio.

Cuando terminé la carrera me contrataron en Hispasat, el operador de satélites de comunicaciones español, y entré como ingeniera de plataforma, es decir, todo lo que lleva un satélite que no tiene carga útil. Pasé después por Galileo, una empresa que agrupaba a compañías del sector espacial español.

cohetes ariane

  • El cohete Ariane se lanzó por primera vez en 1979 y hoy es, según la ESA, “la piedra angular del acceso independiente de Europa al espacio”.

Después finalmente entré en 2007 a trabajar Arianespace como jefa de proyectos de viabilidad de satélites, ya entonces en el proyecto del telescopio James Webb. Inicialmente estaba en el área de contaminación, porque este es un telescopio muy sensible a la contaminación. En 2010 pasé a ser jefa de proyecto del James Webb.

14 años son muchos años, y aun así todavía tenemos al Webb en tierra. ¿Por qué tantos problemas y retrasos en su lanzamiento?

El telescopio Webb es un proyecto que va evolucionando y a medida que vamos avanzando hay cosas que vuelven a surgir y por lo tanto tenemos que adaptarnos para solucionarlas. Los retrasos que ha sufrido el proyecto se han debido en ocasiones a temas técnicos, pero también a problemas financieros, especialmente en la etapa de 2014 a 2018.

Desde un punto de vista técnico, el proyecto es impresionante. Solo la manera en la que va a desplegarse en el espacio es increíble. En general es un trabajo constante y siempre interesante en el que no paramos de aprender.

¿Y en qué consiste ese trabajo concretamente?

EL LANZAMIENTO

  • El telescopio se lanzará desde el puerto espacial de Europa en la Guayana Francesa a bordo de un cohete Ariane 5. Webb se embarcará en un viaje de un mes hasta su órbita final a aproximadamente 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, en una órbita alrededor del segundo punto de Lagrange del sistema Sol-Tierra, L2.

Mi labor principal es ser el punto de contacto en Arianespace, así como la coordinación y la gestión de recursos. Mi papel es hacer que en la orquesta todos toquen al mismo tiempo.

Arianespace es el operador del lanzador del telescopio Webb, nos ocupamos de los servicios de lanzamiento. En el caso de este proyecto el transporte será un cohete Ariane 5.

Al final la meta es asegurarnos de que hay coherencia entre lo que necesita el cliente, en este caso las agencias impulsoras del Webb, y lo que proporciona Arianespace, en este caso el lanzador.

¿Ha sido difícil hacerse un hueco en el sector de la aeronáutica? ¿Es un mundo de hombres?

Cada vez menos, afortunadamente. En el caso de Arianespace además tenemos una representación femenina muy alta, muchas de ellas jefas de proyecto -de hecho, la mayoría-. Para mí ser mujer no ha sido un impedimento y no ha sido difícil crecer en este sector por ello.

¿Y cómo ves a las futuras generaciones? ¿Los niños y niñas de hoy tienen interés por el espacio?

Funk va a ser la persona más mayor en haber llegado al espacio.

Yo creo que sí, especialmente lo que tiene que ver con la ingeniería y la robótica. Aunque también pienso que depende mucho de los modelos que tenemos alrededor y en ese sentido es una pena que en España no haya más astronautas que puedan inspirar a los más pequeños y hacerles perseguir esa vocación.

¿El turismo espacial es el futuro del espacio?

Hay una evolución. El espacio antes era inaccesible financieramente para las empresas privadas y hoy en día empieza a serlo. De la misma manera que antes solo unos pocos cogían aviones y ahora son tan accesibles como un autobús, los viajes espaciales se están abriendo.

Gracias a la inversión previa de los diferentes estados en tecnología espacial se ha conseguido que las empresas privadas lleguen a donde hoy están.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



Source link

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: