España extradita a China a 94 presuntos delincuentes taiwaneses


Beijing (CNN) — Un vuelo charter con 94 sospechosos criminales taiwaneses llegó a Beijing desde España el viernes por la mañana, lo que lo convierte en la primera extradición a gran escala de Europa a China, informaron medios estatales.

El gobierno chino acusó a los sospechosos con base en España de hacerse pasar por policías chinos y estafar a personas en China por unos 120 millones de yuanes (17 millones de dólares) en 2016 a través de llamadas telefónicas, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

Las autoridades chinas y españolas trabajaron juntas para descubrir sospechosos y recopilar pruebas como parte de la “Operación Gran Muralla”, que culminó con el arresto de 237 sospechosos en toda España en diciembre de 2016, informó Xinhua.

Dado que todas las víctimas eran residentes de China continental, el gobierno de Beijing, en 2017, solicitó a España la extradición de los sospechosos para “combatir mejor el crimen y servir a los intereses de las víctimas”. Después de más de dos años de procedimientos judiciales, Xinhua dijo que un tribunal español acordó entregar a las autoridades chinas a todos los sospechosos atrapados en la “Operación Gran Muralla”.

España ha extraditado hasta el momento a 225 sospechosos, incluidos 218 de Taiwán, y los ha enviado en varios grupos a China, agregó Xinhua.

España firmó un tratado de extradición con China en 2006, el primer país occidental desarrollado en hacerlo, según Xinhua.

En el pasado, los países del sudeste asiático y África han deportado a sospechosos taiwaneses en casos de fraude de telecomunicaciones. La última transferencia desde España se produce en medio de crecientes tensiones entre China y Taiwán.

Beijing considera a Taiwán como parte de su territorio, aunque las dos partes han sido gobernadas por separado durante siete décadas después de una sangrienta guerra civil. La isla democrática de 23 millones de personas tiene su propio sistema político, económico, de política exterior y judicial.

Aunque China generalmente elogia las decisiones de otros gobiernos de enviar sospechosos taiwaneses al continente, Taipei ha objetado en el pasado tales extradiciones, calificándolas de “una grave violación de los derechos humanos básicos”.

El tema de la extradición también se ha convertido recientemente en un foco de atención mientras los legisladores en Hong Kong, una región administrativa especial de China con su propio sistema político y legal, debaten un proyecto de ley de extradición que los críticos temen que permita que los disidentes y los activistas a favor de la democracia sean enviados a través de la frontera para ser entregados a las autoridades comunistas de China.



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook