España promete ‘restablecer el orden’ en Ceuta ante la grave crisis migratoria


El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, prometió este martes “restablecer el orden” en el enclave norteafricano de Ceuta, donde llegaron unos 6 mil migrantes desde Marruecos, con el telón de fondo de una agria disputa diplomática entre Madrid y Rabat.

“Vamos a restablecer el orden en [la] ciudad y nuestras fronteras con la máxima celeridad”, aseveró en una breve alocución televisada Sánchez, quien este mismo martes visitará Ceuta y el otro enclave español al norte de Marruecos, Melilla.

“Esta llegada súbita de migrantes irregulares supone una grave crisis para España y también para Europa”, dijo Sánchez, en referencia a que Ceuta y Melilla son las únicas fronteras terrestres de la Unión Europea con África.

Según un periodista de la AFP en el lado marroquí de la frontera, la situación era confusa este martes.

Si bien el flujo hacia Ceuta se ralentizó, cientos de marroquíes que lograron llegar al lado español seguían en la playa mientras las fuerzas de seguridad españolas, que mantenían apostados en el lugar vehículos blindados del ejército, lanzaban gases lacrimógenos para disuadir a las personas de cruzar.

La multitud que se había congregado cerca del puesto fronterizo fue dispersada y las personas regresaban al centro de la ciudad de Fnideq (Castillejos). Las fuerzas de seguridad marroquíes se desplegaron también tierra adentro para bloquear a los posibles migrantes.

Esta crisis para España se produce en momentos de tensiones diplomáticas bilaterales con Marruecos, un aliado clave contra la inmigración irregular.

Rabat se irritó luego de que el gobierno español decidiera, en abril, acoger al líder del movimiento independentista saharaui del Frente Polisario, Brahim Ghali, para que fuera tratado por Covid-19 en un hospital.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: