Estados Unidos sanciona a segundo productor de aceite de palma de Malasia


Estados Unidos (EU) anunció la prohibición de las importaciones de aceite de palma procedentes del segundo gran productor malasio, alegando abusos a los empleados.

La medida, que afecta a Sime Darby Plantation, uno de los mayores productores del mundo, es la segunda adoptada en unos meses por Estados Unidos contra productores de este país del sureste asiático.

El aceite de palma se utiliza en la fabricación de muchos bienes de gran consumo, desde cosméticos a alimentos.

Malasia es el segundo productor de aceite de palma en el mundo, por detrás de la vecina Indonesia. Estos dos países producen cerca del 85% del aceite de palma del planeta.

Pero el cultivo de palmeras de este aceite es muy criticado por las ONG que denuncian su papel en la destrucción de los bosques tropicales y el abuso del que son víctimas los trabajadores agrícolas de estas explotaciones.

Al anunciar la prohibición a finales de 2020, la agencia estadounidense de aduanas y de la protección de fronteras (CBP) aseguró tener la prueba de que empleados de Sime Darby son víctimas de graves abusos, como violencia sexual y física, retenciones de salarios y falta de libertad para desplazarse.

Esta prohibición demuestra a qué punto es esencial para los estadounidenses buscar el origen de los productos cotidianos que compran, declaró el comisario interino del CBP, Mark A. Morgan.

La medida, que entró en vigor el miércoles, significa que todo el aceite de palma y los productos a base de este oleaginoso procedentes de Sime Darby en Malasia no pueden entrar en Estados Unidos.

Este gigante, que suministra a grandes multinacionales como Nestlé y Unilever, posee inmensas plantaciones y emplea a trabajadores migrantes procedentes de países como Indonesia y Bangladés.

Hace unos meses, el grupo Liberty Shared, que lucha contra el tráfico, pidió al CBP que prohibiera las importaciones procedentes de Sime Darby, debido a sospechas de abuso.

En octubre, Estados Unidos prohibió la importación de aceite de palma del también gigante malasio FGV Holdings, alegando graves abusos perpetrados contra los obreros agrícolas de sus plantaciones.

Sime Darby rechazó realizar comentarios luego que fueran contactados.

En su página web, la empresa asegura que “es de nuestra responsabilidad respetar, apoyar y hacer respetar los derechos humanos”.

Colombia, con 1.53 millones de toneladas producidas en 2019se ubica en la cuarta posición, justo por debajo de los 2,80 millones de toneladas de Tailandia.

Nigeria, Guatemala, Honduras y Nueva Guinea componen el resto del top 8, cada uno con una producción correspondiente al 1% mundial.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook