Familiares exigen que ONU conozca la realidad


Aura Rosa Castillo – FOTOS: @iamdanisosa / Familiares de pacientes y ciudadanos en general apostados ayer frente en la puerta del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp) así como en sus inmediaciones rechazaron ayer “la pretensión del gobierno la grave crisis de la salud en Lara y el país”.

Los ánimos se caldearon con la llegada del secretario regional de salud, Javier Cabrera, y otras personas allegadas al oficialismo, justo cuando los familiares acusaban que no les dejaban ingresar el desayuno a sus parientes como sucede todos los días. Lo cual refutó el galeno alegando que éstos contaban con comida en el hospital. “Será hoy porque desde hace tiempo no hay nada, le responden los afectados, entre ellas María Torres.

En medio del tumulto, como en un ring de boxeo, una mujer le lanzaba golpes a un hombre por denuncia las calamidades del hospital. De inmediato, la policía hizo un cordón de seguridad sin más acciones. Mientras tanto, los colectivos, estaban al acecho.

Entre tanto un grupo, de personas “defensores” ingresaron al centro de salud cuando todavía limpiaban la telaraña del techo, se observó mediante una media apertura de la puerta.

Casi a media mañana, el presidente del Colegio de Médicos, René Rivas llegó a hospital y entró rápidamente, y en horas de la tarde aun permanecía en el sitio.

Los testimonios de los afectados fueron desgarradores, al narrar las penurias que padecen, les han pedido hasta insumos básicos como inyectadoras así como medicamentos. Al menos así sucedió hasta este viernes, ya que “convenientemente” todo cambio, porque se espera la visita de la misión de la ONU.

El jueves en horas de la madrugada no menos de 200 personas “en cayapa” iniciaron la limpieza del hospital y cuando comenzaba a calentar el sol llegaron camiones contentivos de insumos, medicinas y algunos equipos para algunos servicios.

Acusan que han referido a pacientes al hospital Pastor Oropeza para descongestionar el Hcuamp, pese a que colocaron muchas camas y colchones nuevos, mientras desde los ventanales de los diferentes pisos lanzaban hojas con mensajes semejantes.

Jesús Peraza aseguró que ha gastado 100 dólares en la compra de medicamentos e insumos para su familiar, porque el hospital adolece de todo. Ahora vienen a aparentar, pero igual estamos con Guaidó”.

Mireya Terán mostrando una rodilla hinchada trabajó 43 años en el Hcuamp y ni siquiera una medicina le proporcionan. “Hasta cuando el silencio, nos estamos muriendo de mengua”, a lo cual Miriam Álvarez añade que no solo es la escasez de medicinas, sino de comida, la desnutrición avanza. Los venezolanos perdimos calidad de vida. No tenemos servicios básicos óptimos.

Como ella, Nixon Adam narró la desesperación que ha vivido durante 15 días. A su familiar le van a amputar la pierna, tras un accidente. Fue referido del hospital de Acarigua, estado Portuguesa, porque “allí no hay nada”, dijo.

“Eso es pura hipocresía” gritaba Crisálida Echeverría. Aquí los pacientes oncológicos se mueren porque no hay quimioterapia. Asimismo, Gilber García asegura que le han pedido guantes, yelcos, “esto es un maquillaje”.

Cuestiona que hasta hace dos semanas la morgue no tenía aire acondicionado y de repente colocan asientos, matas y el acondicionador solo para aparentar ante la ONU.

En el servicio de emergencia no hay camillas ni camilleros, denunciaban las personas, que también coreaban “fuera Maduro, fuera Maduro”… “Ayuda humanitaria, ayuda humanitaria…”

Ticket para almorzar
El “milagro de la ONU” incluye un almuerzo. Afirmaron los familiares que este viernes en el hospitl hicieron un censo y distribuyeron ticket para que almorzaran este sábado gratuitamente en un restaurant que funcional en la sala de espera Divina Pastora del hospital central.

Asedio a periodistas
Periodistas y reporteros gráficos no escapan del asedio de los denominados “colectivos”, al momento de recabar la información.

Su presencia es cada vez más notoria. No obstante, la ciudadanía está pendiente y presta para ayudar, tal como sucedió este viernes cuando no solo advirtieron sino que prestaron protección para el trabajo reporteril.

El amedrentamiento provienes siempre de quienes no tienen razón.
En medio de las acusaciones, se buscó la versión del secretario regional de salud, Javier Cabrera, no obstante se limitó a responder que “que no porque tergiversan y se dedican y malponen a tráves de redes sociales. ”.



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook