Foro con Leandro Rodríguez: “La política en Venezuela está grave”


Politología es la ciencia que estudia la política y en la Venezuela de la actualidad mucho hay que decir sobre esta profesión, ligada de manera directa con el quehacer social y económico de nuestro país.
Leandro José Rodríguez Linárez es licenciado en Ciencias Políticas y ha ejercido su profesión en diferentes ámbitos, destacando la Asamblea Nacional. Es un analista político y un reconocido articulista de opinión, con un poco más de 1.180 artículos publicados en diversos medios, tanto nacionales como del exterior del país.

-¿Qué es un politólogo?, ¿para qué sirve?
-“Existen varios enfoques y me suscribo al siguiente: la ciencia política nació en Grecia en la era dorada del pensamiento heleno, 500 años A.C. y estudiaba las relaciones de poder entre gobernantes y gobernados. La ‘polis’ era la ciudad; de este modo nace la ‘política’ y traduce ‘lo que trata a los ciudadanos’ haciendo mención a ‘polis’ como la gente amalgamada en sociedad. Así, la politología es la ciencia que estudia la política”.
“Con el devenir del tiempo, sus objetos de estudios se han diversificado. La ciencia política posee otras ramas como administración pública e internacional, por ejemplo”.

-¿Y en Venezuela?
-“Los problemas que existen en Venezuela tienen su génesis en la política, incluso los económicos. La actual coyuntura es producto del desconocimiento de la política como ciencia; ha sido sustituida por imposiciones que responden a intereses aislados, con visión patrimonial del poder; no olvidemos que la democracia depende del respeto, de la utilización transparente de la política”.

Práctica ‘suma-cero’
Rodríguez Linárez comenta que la política del chavismo en estos 20 años “responde a la teoría de los juegos denominada ‘suma-cero’, es decir, el chavismo buscó ganar los espacios amén de la derrota o anulación total de sus adversarios; ello fue su carta de presentación mientras contaba con altos precios del barril y una Pdvsa productiva. Al cambiar estas dos condiciones se vio en aprietos;sin embargo, continuó con su práctica ‘suma-cero’, sustituyendo las políticas sociales por violencia institucionalizada. Ese pernicioso juego político ha hecho que los problemas tradicionales hayan empeorado. La política en Venezuela se encuentra grave, es allí donde el politólogo, con sus herramientas, debe coadyuvar a su rescate”.
Asegura que la labor del politólogo es encontrar mecanismos útiles para la dimisión del conflicto.

Estabilidad institucional
Leandro Rodríguez opina: “Bajo la humilde comprensión del politólogo, a medida que se rescaten los principios fundamentales de la democracia, Venezuela irá recuperando la confianza y la estabilidad institucional requerida para subvenirnos a esta dantesca coyuntura; ojalá, los aportes de los profesionales de esta ciencia sobrepongamos los intereses del país por sobre cualquier otro”.

-¿Y el Cabildo Abierto? ¿es válido?
-“El nacimiento de la democracia comenzó con cabildos abiertos, denominados Asamblea de Ciudadanos; una vez más, nos remontamos a los griegos y a su precitada era dorada. En ese momento, las condiciones eran propicias; en ciudades pequeñas donde el derecho al voto era restringido, gobernantes y gobernados exponían propuestas en lugares públicos que eran votadas a mano alzada; ello se denominó la democracia directa. Como es obvio, a medida que crecieron las ciudades y se ampliaron los derechos, ese mecanismo asambleario fue dejado a un lado, creándose otros mecanismos electorales que permitieran la participación ciudadana”.

Génesis en Venezuela
Comenta el politólogo que es correcto decir que Venezuela nació de un cabildo abierto. “Recordemos la negativa de los caraqueños cuando Vicente Emparan preguntó si querían permanecer bajo el yugo español; desde ese 19 de abril de 1810 el proceso independentista se aceleró vertiginosamente”.
“De este modo, los cabildos abiertos han existido en nuestro país y han tenido un ámbito municipal. El Artículo 70 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela los señala como mecanismo de participación directa y protagónica del pueblo en ejercicio de su soberanía en lo político; no obstante, atribuye a la Asamblea de Ciudadanos decisiones vinculantes; no olvidemos que los cabildos abiertos son por naturaleza asambleas de ciudadanos”.

Incógnita legal
“La Ley Orgánica de los Consejos Comunales señala que en el ámbito comunitario son estas asambleas la máxima autoridad, pero ello sólo responde de manera parcial la gran interrogante dejada en la Carta Magna, por ejemplo ¿Si una Asamblea de Ciudadanos se realiza a nivel municipal estas decisiones obligan a la Alcaldía? Sigue siendo una incógnita legal”.

¿Puede un Cabildo Abierto destituir un cargo de elección popular?
-“Nos atrevemos a señalar que no; en la ley están contemplados los mecanismos para ello; sin embargo, para un demócrata, la legitimidad debe ser el pilar fundamental de su carrera. Ello nos obliga a ponderar la legalidad vs la legitimidad; un gobernante puede estar al disfrute de su periodo constitucional, pero si su gestión ha generado fuerte rechazo dando lugar a la presión social, incluso poniendo en riesgo la gobernabilidad, lo sensato sería su renuncia”.

-¿Se puede calificar la democracia como poca, mucha, excelente, a medias? ¿Es absoluta o tiene medidas?
-“Como todo en política, los resultados son lo que cuentan. Bolívar infirió que el mejor gobierno es aquel que otorgue la mayor suma de felicidad posible al pueblo. La democracia es una: perfectible o imperfectible, pero nunca perfecta; es como la economía, es una sola, indoblegable a las ideologías políticas”.

¿Qué representa un político para la Venezuela actual?
-“El ser humano es un ser político por naturaleza; incapaz de vivir en solitario. La política nace justo en el momento en que esta especie habitó el planeta. En la Venezuela de hoy los políticos tienen un papel de suma importancia, porque son los responsables de la conducción orgánica de las masas”.

-¿Valdrá la pena ser político hoy?
-“Claro que si; soy de los creyentes que es el momento ideal para serlo, quien asuma correctamente esa conducción social tendrá muchos frutos. La crisis política del país, entre otros desmanes, surge del desgaste de las principales figuras tanto del gobierno como de la oposición”.

Elecciones ¿son la solución?
-“Ciertamente, los procesos electorales son el combustible para las democracias; no es el único, pues la participación ciudadana activa en los procesos de toma de decisiones públicas es fundamental; sin embargo, los procesos electorales marcan la pauta”.
“Por supuesto, la única vía para dirimir la apocalíptica crisis que embarga al país es la electoral, donde se sometan a la voluntad del pueblo todos los cargos de elección popular, pero para ello hay que crear condiciones institucionales, no se trata de complacer ahora a la oposición; se trata de escoger las autoridades, incluyendo las del CNE, en un proceso apegado textualmente a la letra de la Constitución, donde hayan testigos internacionales, atestiguamiento de las fuerzas políticas del país, donde el venezolano recobre la confianza en las instituciones y abandone la posición abstencionista”.



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook