Frutas y vegetales, ¡tu mejor decisión!


Cuando pensamos en una alimentación saludable, los primeros alimentos que nos vienen a la mente son las frutas y los vegetales con todas sus bondades: coloridos, ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes, sustancias anticancerígenas, agua y fibras, vitales para el buen funcionamiento del cuerpo humano.

Los beneficios de consumir frutas y vegetales como parte de una dieta nutritiva son enormes. En el contexto actual de pandemia, mantener un estado de salud óptimo es clave. Por lo tanto, incluir frutas y vegetales como parte de una dieta saludable es una decisión oportuna, no solo a nivel individual sino en el marco de las políticas públicas para hacer frente a la Covid-19. Sin embargo, para los grupos en mayor vulnerabilidad, pobreza y contextos indígenas, lograr cubrir las cantidades recomendadas de estos grupos de alimentos sigue siendo un desafío permanente.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan una ingesta diaria de al menos 400 gramos de frutas y vegetales crudas o mínimamente procesadas, el equivalente a cinco porciones de 80 gramos cada una, con el fin de promover la buena salud y reducir el riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles (ETN).

Entre este conjunto de enfermedades, las más frecuentes son las cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas. En la región de América Latina y el Caribe, 2,8 millones de personas murieron por las ENT en el 2016, es decir, cerca del 75% de las muertes ocurridas en ese año (FAO, OPS, UNICEF y WFF, 2019). Según la última información disponible, en los países de la región las probabilidades de muerte por ENT en personas de 30 a 70 años oscilan entre el 11 y el 30%.

Pero los productos frescos no sólo son beneficiosos para los consumidores, sino también para el sistema alimentario. Es por ello que, en 2019, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) declaró el Año Internacional de las Frutas y Verduras, con el propósito de promover la inclusión de estos grupos de alimentos en la dieta de la población, puesto que contribuyen a fomentar estilos de vida diversificados, equilibrados y saludables. Y, a su vez, crear conciencia de la importancia de las políticas de reducción de sus pérdidas y desperdicios.

En el caso de Panamá, impulsar la ingesta de frutas y vegetales en la dieta se vuelve particularmente importante tomando en cuenta que el índice de subalimentación es del 7%, es decir, de aproximadamente 300 000 familias. Además, 36,7% de niñas y niños en edad escolar presentan sobrepeso. En los adultos, 71% tienen sobrepeso; y un 35,5% obesidad.

El Año Internacional de las Frutas y Verduras 2021 nos invita a proponer nuevas soluciones alrededor de este tema en el marco de la celebración de la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios propuesta por las Naciones Unidas, para reflexionar sobre el rol que tienen los sistemas productivos, los ambientes y las conductas del consumidor en el logro de la agenda para el desarrollo sostenible.

El sector de frutas y vegetales contribuye a incrementar la biodiversidad, generar sostenibilidad ambiental y mejorar los medios de vida de los agricultores y colaboradores que operan a lo largo de las cadenas de valor. ¡Porque con las frutas y vegetales ganamos todos! Mejoramos nuestra salud y apoyamos a las agricultoras y agricultores locales, grandes héroes de la alimentación. Por eso incluir frutas y vegetales para una dieta saludable ¡es tu mejor decisión!

El autor es oficial de nutrición de FAO para América Latina



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: