General retirado hará auditoría de la seguridad en el Capitolio de Estados Unidos


La líder demócrata en el Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, anunció este viernes 15 de enero que un general retirado realizará una auditoría de seguridad en el Capitolio tras el asalto de simpatizantes del presidente Donald Trump el 6 de enero, que dejó cinco muertos.

“Para proteger nuestra democracia, debemos ahora someter la seguridad del Capitolio de Estados Unidos a un escrupuloso examen”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes en una conferencia de prensa.

El general retirado Russel Honore, responsable de las operaciones militares durante la devastación causada por el huracán Katrina en 2005, será el responsable de esta “auditoría inmediata”.

La violencia contra el Capitolio tuvo lugar después de un encendido discurso de Trump a sus seguidores, y mientras el Congreso certificaba la victoria electoral de Joe Biden.

Los legisladores tuvieron que ser evacuados o encerrados en el hemiciclo de la Cámara Baja, mientras los partidarios del presidente saliente hacían destrozos y saqueos en las oficinas.

“La semana pasada sufrimos un asalto en el Capitolio que puso en peligro vidas y traumatizó a miembros del Congreso y empleados”, dijo Pelosi.

Varios republicanos conservadores de la Cámara de Representantes, leales a Trump, están bajo escrutinio por su papel en la posible coordinación con los manifestantes que ayudaron a planificar la irrupción.

Si se descubre que congresistas fueron cómplices de esta insurrección “puede que se tengan que tomar medidas más allá del Congreso en términos de procesamiento”, dijo Pelosi.

Comisiones parlamentarias y, probablemente, órganos independientes investigarán, “pero mientras tanto, estoy agradecida de que el general Honore haya aceptado abordar nuestras preocupaciones urgentes de seguridad”, dijo.

La Cámara de Representantes acusó el miércoles a Trump de “incitar a la insurrección”.

Acusado ya en diciembre de 2019 por presiones al presidente de Ucrania con miras a perjudicar a su entonces rival Biden, el magnate inmobiliario se convirtió en el primer presidente estadounidense en caer bajo la infamia de un “impeachment”.

Su juicio político debe tener lugar ahora en el Senado.

Pelosi declinó el viernes a decir cuándo esperaba enviar la acusación a la Cámara Alta, una condición necesaria para iniciar el juicio.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: