Ghannouchi ingresado después de una nueva crisis interna en su partido


El presidente del Parlamento tunecino y líder histórico del partido islamista Ennahda, Rached Ghannouchi, fue ingresado hoy en una clínica debido al deterioro de su estado de salud horas después de que un centenar de militantes de su partido pidiera la dimisión de la Shura (máximo órgano directivo) por su gestión de la crisis política.

“Rached Ghannouchi ha sufrido una ligera dolencia en la tarde del sábado 31 de julio de 2021 tras la cuál fue transferido a una clínica y ha recibido el alta tras haber efectuado los exámenes necesarios y haber recibido el tratamiento médico”, informó la cuenta oficial del político en las redes sociales.

Un grupo de 133 jóvenes militantes lanzó hoy una petición interna para reclamar la disolución “inmediata” de la junta directiva- que anuló a última hora una reunión prevista este sábado- con el fin de asumir su responsabilidad ante el fracaso a satisfacer las exigencias de los tunecinos y “anteponer” el interés nacional, informó la agencia estatal TAP.

Los firmantes de esta iniciativa defendieron el remplazo de este órgano por un “gabinete de crisis, que beneficie de un índice de popularidad aceptable, para examinar la grave situación que vive el país y garantizar el regreso rápido de las instituciones constitucionales y la reactivación del proceso político”.

El pasado día 25, el presidente de la República, Kais Said, anunció el cese del jefe de Gobierno, Hichem Mechichi y la suspensión de la Asamblea durante 30 días así como la retirada de la inmunidad parlamentaria a todos los diputados “para recuperar la paz social”. Una decisión que el partido Ennahda, principal fuerza política, ha calificado de “golpe de Estado”.

El pasado mes de septiembre salió a la luz un documento interno firmado por un centenar de miembros que rechazaron un nuevo mandato de Ghannouchi- desde hace tres décadas en el cargo- y amenazaron con dimitir en bloque si no se celebraba un congreso antes de finales de año para elegir a su sucesor, pero la crisis política y sanitaria han provocado su aplazamiento en varias ocasiones desde mayo de 2020.

Tras la victoria electoral, el político fue elegido presidente del Parlamento y desde entonces varios grupos parlamentarios amenazan constantemente con presentar una moción de censura contra él pero ninguna iniciativa ha salido adelante hasta el momento.

Conoció tanto la cárcel como el exilio en su larga lucha contra los regímenes autoritarios de Habib Bourguiba- considerado el padre de la independencia de Túnez-, y del derrocado Ben Alí, hasta que a finales de la década de los sesenta creó “Ennahda” junto al abogado Abdelfatah Mourou.

Ghannouchi vivió durante largo tiempo en Reino Unido y Francia, donde destacó por su trabajo intelectual, regresó a casa en 2011 y se puso, junto a otros políticos y activistas, a la cabeza de la transición democrática en Túnez.

FUENTE: EFE



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: