¿Hasta dónde deben decidir los padres el tratamiento de un niño enfermo?


Pie de foto,

Interpol emitió una alerta mundial para encontrar a Ashya King, que padece un tumor cerebral.

En estos momentos un niño gravemente enfermo yace en una cama del hospital materno infantil de Málaga separado de sus padres, que este martes salieron de una prisión de Madrid, donde pidieron a la justicia poder ver a su hijo.

Se cree que la internación en un ambiente desconocido y lejos de la familia puede comprometer aún más la salud del menor. Pero ese impasse derivó en una saga dramática que mantiene en vilo a los británicos desde hace días y plantea interrogantes éticos tan difíciles como profundos.

¿Quién debe decidir en última instancia el tratamiento de un niño enfermo?

Pie de foto,

Brett King y su esposa quieren que el niño reciba terapia de protones.

Ashya King, un niño británico de cinco años, tiene un tumor cerebral. Sus padres, Brett y Naghemeh King se llevaron al niño del hospital de Southampton en Inglaterra porque querían para su hijo un tratamiento alternativo que no les ofrecía la salud social británica.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: