Histórica caída deja el PIB en nivel previo a 2015


El impacto de la pandemia del nuevo coronavirus en la economía panameña fue de tal calibre en 2020, que el producto interno bruto (PIB) en términos nominales retrocedió a niveles anteriores al año 2015.

La Contraloría General de la República publicó ayer las cifras estimadas del PIB al cierre de 2020.

El PIB nominal se ubicó en $52,938.1 millones, luego de una contracción de $13,849.8 millones si se compara con los $66,787.9 millones de 2019.

Ese es el impacto de la pandemia en la economía. Si nos remontamos al año 2015, el PIB nominal fue de $54,091.7 millones, según los propios registros de la Contraloría General de la República.

El PIB nominal es una medición del valor de los bienes y servicios producidos por la economía en un año con los precios de ese momento.

Para eliminar el efecto que puede causar la variación de los precios en el indicador, el PIB se calcula también a precios constantes de 2007. Es lo que se conoce como PIB real. Tomando ese indicador como referencia, la contracción entre 2019 y 2020 fue de 17.9%.

Se trata de una caída más severa que el 17% utilizado por el Ministerio de Economía y Finanzas para el cálculo del déficit fiscal, que por lo tanto sería de un 10.1%, superior al 9.95% estimado preliminarmente.

La contracción anunciada por la Contraloría se aproxima más a las estimaciones efectuadas por Fitch Ratings (17.7%) o la firma consultora Indesa (18%).

Consultados ayer por este diario, los economistas Felipe Chapman y Felipe Argote consideraron que se trata de una contracción de la economía de magnitud histórica, que supera el 13.4% de caída que se registró en 1988, en plena crisis ocasionada por el bloqueo y las sanciones impuestas por Estados Unidos (EU) al régimen de Manuel Antonio Noriega.

Chapman coincidió en que la fuerte contracción es una consecuencia directa de los prolongados cierres de actividades económicas durante buena parte del año, en un intento de las autoridades sanitarias de mitigar la propagación del nuevo coronavirus.

Aunque hubo algunas excepciones, sectores grandes como el comercio, excluyendo alimentos y medicamentos, y la construcción estuvieron completamente parados, apuntó.

Y los resultados lo reflejan: El reporte de la Contraloría muestra que hubo una disminución sustancial en actividades como hoteles y restaurantes (-55.8%), construcción (-51.9%), actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (-30.8%), comercio al por mayor y al por menor (-19.4%) y en menor medida en transporte, almacenamiento y comunicaciones (-6.2%).

Para Argote, además del cierre de la economía, se produjo un error en la estrategia para mitigar la crisis económica. A su juicio, la economía ya venía en una tendencia de desaceleración y se tomaron algunas decisiones como pagar cuentas pendientes a proveedores y bancos, con la expectativa de que esos fondos se inyectaran a la economía, pero eso no sucedió porque no había demanda ante la pérdida de poder adquisitivo de la población.

El economista señaló que se debió haber incentivado más la demanda, elevando las ayudas, que originalmente fueron de $100 para las personas que habían perdido su ingreso por la pandemia.

“$100 es la tercera parte de la canasta básica. La gente fue a buscar el resto, se contagió y esto fue un desastre en términos de salud y en términos económicos”, adujo Argote.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: