Hoy por hoy


La sistemática reticencia del Gobierno de entregar información estrictamente pública y utilitaria para la población –que tiene el derecho a estar informada para, en consecuencia, saber cómo actuar, qué hacer y a dónde ir– es una actitud intolerable. Y los ejemplos sobran. Desde la negativa de explicar los detalles relacionados con la orden del Ministerio de Salud (Minsa) de suspender las pruebas de Covid-19 que se hacen en los laboratorios privados hasta no responder un cuestionario con preguntas de interés público sobre la logistica de importación y aplicación de la vacuna de la Covid-19, dado el inminente arribo de éstas al país. En ambos ejemplos el Minsa responde con evasivas o simplemente se niega a contestar, como si su obligación de responder a la ciudadanía fuera opcional. El periodismo no es otra cosa que un medio para dar a conocer a la población información necesaria para desenvolverse frente a la pandemia y las propias medidas que ordenan las autoridades. Es lamentable y cuestionable el manejo de la información por parte del Gobierno del presidente Laurentino Cortizo, por lo que nos preguntamos ¿dónde está su compromiso con la transparencia? Esta es una de sus mayores debilidades, y cada vez empeora más.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: