La Comisión de Gobierno desempolva propuesta sobre conflicto de interés


Después de casi un año y medio de haberse presentado, la Comisión de Gobierno, Justicia y Asuntos Constitucionales de la Asamblea Nacional decidió acoger el proyecto de ley No. 329, que “regula el conflicto de interés en el servicio público”.

Sin embargo, la iniciativa fue enviada a una subcomisión que tendrá un plazo máximo de dos semanas para analizar el proyecto con base en las interrogantes planteadas por algunos diputados de la propia comisión. La subcomisión quedó integrada por los diputados Corina Cano, Crispiano Adames y Juan Diego Vásquez.

El proyecto tiene 29 artículos y estipula, entre otros aspectos, la creación de una Oficina Especializada de Conflicto de Intereses, e incluye la definición de conflictos de interés aparente y potencial. Además, legisla sobre la actuación, reglas de conducta, prohibiciones, obligaciones e incompatibilidades de los funcionarios de altos cargos, incluyendo los diputados.

Durante la sesión, algunos artículos llamaron la atención de varios diputados. Es el caso de la diputada del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena), Corina Cano, que aunque dijo que el proyecto es bueno, advirtió que hay que hacerle cambios.

Por ejemplo, planteó que no incluye la opinión de la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información ni de la Contraloría General de la República que, de acuerdo con la iniciativa de ley, deberán estar vigilantes ante las infracciones que cometan los funcionarios.

Tampoco existe un procedimiento que le permita al afectado defenderse. “La persona que es acusada por un conflicto de intereses tendría que tener la oportunidad de defenderse frente a dicha situación, así como en qué momento tiene derecho a presentar su descargo. Tiene que haber el principio de igualdad de las partes y la oportunidad procesal”, argumentó.

Por su lado, el proponente de la iniciativa, Gabriel Silva, dijo que esta es necesaria, no solo porque es una exigencia de los ciudadanos en el país, sino en el plano internacional. A su juicio, el proyecto también llena los vacíos en normas de transparencia que el Presidente de la República se comprometió a llevar a la Asamblea y aún no lo hace. “Es un avance… que por lo menos se le de la discusión”, dijo.

¿Por qué ahora se desempolva la iniciativa?

Crispiano Adames, presidente de la Comisión de Gobierno, indicó que están debatiendo el proyecto porque es la función de esa instancia.

“Hoy, evidentemente, la rendición de cuentas es una premisa necesaria. Los tiempos cambian y como presidente de esta comisión, creo en que se regule el conflicto de intereses en el servicio público. Puede ser que en el periodo pasado [el debate] era una ilusión utópica”, manifestó.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook