La Covid-19 deja sus huellas en los pacientes recuperados


El 79% de la población que, a la fecha, contrajo la Covid-19 se recuperó, aunque un grupo de estos pacientes sigue sufriendo problemas de salud luego de superar la enfermedad.

Según los reportes del Ministerio de Salud (Minsa) el país viene reportando por día entre 2 mil y 3 tres mil pacientes recuperados, una proporción más baja con relación a los casos nuevos que se reportan por día, que rondan los 3 mil 500 o 4 mil 500. Incluso, esta semana el país superó los 5 mil casos en 24 horas, algo nunca visto en los 10 meses que van de la pandemia en el país.

Hasta la fecha, de los 270 mil casos acumulados hay unos 215 mil recuperados, lo que representa casi ocho de cada 10 que contrajo el agresivo SARS-CoV-2.

Los síntomas

Dentro de estos miles de recuperados se encuentra Pedro Vergara, residente del corregimiento 24 de Diciembre, quien contrajo el virus en abril y sostiene que aún se agita al caminar.

Vergara tiene 68 años y relata que estuvo por más de tres semanas en cuidados intensivos. En su caso, comenta que le detectaron fibrosis en los pulmones (cicatrices) una vez ingresó al grupo de los pacientes recuperados.

Los médicos le recomendaron mantener una buena alimentación y, cuando tenga la oportunidad, hacer ejercicios. “Ya me ocurre muy poco, pero de vez en cuando me agito”, afirma el adulto mayor.

A diferencia de Vergara, María Jiménez asegura que sus síntomas fueron leves y superó el virus sin problemas. Ella se contagió mientras trabajaba como enfermera en un centro de salud del distrito de San Miguelito, hace dos meses.

“Nunca me sentí mal y ahora tampoco creo que tengo secuelas”, manifestó la mujer, de 36 años.

El neumólogo Reynaldo Chandler expresó que la Covid-19 se manifiesta de formas distintas en las personas, y en algunos organismos deja mayores secuelas que en otros.

De hecho, una alerta epidemiológica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sobre las secuelas y complicaciones de la Covid-19 revela cómo impacta el virus en las personas.

De acuerdo con el informe, el 40% de los casos de Covid-19 desarrolla dolencias leves (fiebre, tos, disnea, fatiga, diarrea y cefalea), mientras que otro 40% presenta síntomas moderados (neumonía). El 15% desarrolla manifestaciones clínicas graves (neumonía severa) que requieren soporte de oxígeno, y el 5% restante presenta un cuadro clínico crítico, con una o más complicaciones.

Entre esas complicaciones están insuficiencia respiratoria, síndrome de dificultad respiratoria aguda y alteraciones de la coagulación. Además, insuficiencia renal aguda, insuficiencia hepática, insuficiencia cardiaca y accidente cerebrovascular.

Dichas complicaciones se registran principalmente en personas con factores de riesgo: adultos mayores, fumadores y aquellos con males subyacentes, como hipertensión, obesidad, diabetes, enfermedad cardiovascular, enfermedad pulmonar crónica, enfermedad renal crónica y cáncer .

Los principales problemas de salud documentados con la Covid-19, además de los relacionados con el aparato respiratorio, son los neurológicos, incluyendo delirio, accidente cerebrovascular, alteración de los sentidos del olfato y el gusto, ansiedad, depresión y problemas del sueño .

Las secuelas

En palabras de Chandler, la Covid-19 está afectando tanto a adultos como a jóvenes, aunque a estos últimos en una proporción menor.

“Estamos viendo que tanto en población joven como en adultos se requiere ventilación mecánica por dos o tres semanas cuando el paciente se hospitaliza”, acotó.

El neumólogo explicó que, además de la fibrosis, están observando que los pacientes hospitalizados recuperados padecen un “síndrome de fatiga crónica”, en el que quedan con una sensación de fatiga generalizada, es decir, sensación de falta de energía en el organismo.

En ese contexto, recomendó la creación de más clínicas para pacientes recuperados del virus, tanto por la Caja de Seguro Social (CSS) como por el Minsa. Resaltó que la CSS ya dio los primeros pasos para crear algunas de estas clínicas y ahora el Minsa debe seguir esa misma hoja de ruta.

“Esa proporción de pacientes recuperados debe ser de interés para el Estado, con el fin de garantizar su recuperación”, añadió.

Sugirió a los pacientes que vencieron el virus tener una buena alimentación y realizar actividad física en un grado que no resulte muy exigente. Eso implica también alejarse del cigarrillo o del alcohol.

Datos de la OPS respecto a Panamá precisan que el grupo de 18 a 59 años continúa teniendo el mayor peso en la epidemia, con un “sostenido incremento” de nuevas confirmaciones de casos positivos en las últimas semanas. Desde mediados de diciembre a finales del mismo mes, la cifra de casos en ese rango de edad aumentó, pasando de 7 mil 40 casos por semana a 13 mil 828.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook